«Como don Lucas Gómez» será el gran éxito de la temporada cinematográfica veraniega
Películas relacionadas
Personas relacionadas
10 de junio de 1899
Iquique, Chile

«Como don Lucas Gómez» es, en verdad, la primera película cómica nacional que se ha hecho. Realizar una comedia, hacer reir al público nada más que con figuras silenciosas, es mucho más difícil que producir hilaridad mediante la palabra. Sin embargo, todos los que vean «Como don Lucas Gómez» quedarán plenamente satisfechos, pues esta cinta es un especímen de la gracia criolla, sencilla y maliciosa a la vez.

Evaristo Lillo ha encarnado a las mil maravillas el rol de huaso chileno. Tiene para ello figura y talento. Además, tenía el acicate de ser este papel su debut en el cine y quería hacerse de una vez «estrello» sudamericano, compitiendo tanto en arte como en guata con Paco Ramiro.

Lillo hace el rol de Ildefonso Gómez, hijo del legendario don Lucas. Con lo que le pasó a su padre. Ildefonso no ha querido venir nunca a la capital. Además, sabe que ahora hay una porción de cosas infernales, de carros que andan solos, coches sin caballos, luces que no se apagan ni con soplidos de fuelle, pájaros de trapo que andan aplanando el aire, jutres que patraquean a los huasos, etc. desconfiado como todo buen hijo de Chincolco, no quiso consultar con persona nacida, sino con la yegua tordilla y lo que ella le dijera haría.

La fotografía de esta nueva cinta nacional es de primer orden, sinceramente hablando. Mr. Barrington, ex-operador de la Fox, ha hecho un trabajo que en nada tiene que envidiar en claridad a las mejores producciones norteamericanas. En los interiores se han empleado diez millones de bujías para el alumbrado. Ha sido ésta tan intenso que los artistas estuvieron varios días enfermos de la vista después de filmar estas escenas.

En la interpretación toman parte, además de Lillo, el actor de carácter José Domenech, Pedro Ureta, Alberto Cumplido y varias señoritas de buena figura.

La cinta permite el lucimiento de nuestros más bellos paseos y calles. La Estación Central, la calle Dieciocho, la Alameda, el Parque Cousiño, la Plaza Argentina, el Club Hípico, el centro en la mañana, etc., han servido de escenarios.

La exhibición se hará con música especialmente adaptada por el maestro Retes y con un agregado de variedades a cargo de Evaristo Lillo.

mercurio4_03011925.jpg

– 

 Nota: El texto ha sido transcrito respetando la ortografía que presenta el artículo original.

Artículo publicado originalmente en:
El Mercurio, Santiago, Sábado 3 de Enero de 1925.