El lío De la Sotta – Fraga – Toran Rojo
Películas relacionadas
(1924)
Personas relacionadas
1893
Vallenar, Chile

DOS QUE DEMANDARANSE MUTUAMENTE-UNA CUESTION JURIDICO LITERARIA QUE SOLO PODRA RESOLVERSE MEDIANTE PRUEBAS PERICIALES.

El ambiente, el pequeño ambiente literario-teatral de Santiago, ha sido conmovido ayer con una sorpresiva publicación de un señor Forán Rojo, apadrinado por Chio, en la cual se acusa a Nicanor de la Sotta Fraga de haber plagiado los argumentos de “Golondrina” y “Nobleza Araucana“, de dos obras tituladas “La Eterna Historia” y “La reina de la tribu”.

Esta acusación ha producido tanto más sensación cuanto que es sabido que “Golondrina“ ha producido por el teatro y para el cine algunos miles de pesos y el autor que se atribuye la primera paternidad, o sea el señor Forán, se manifiesta resuelto a cobrar por medio de la justicia ordinaria, todos los derechos a indemnizaciones que le corresponderían según las leyes de propiedad literaria e intelectual.

Pero, ante esta acusación, Nicanor de la Sotta llega hasta las oficinas de la Redacción teatral de “El Mercurio”, con un artículo de respuseta y con volantes, copias de la obra disputada y recortes de diarios probatorios de fechas, que serían incompatibles con las indicaciones y afirmaciones del señor Forán.

En su respuesta don Nica echa a un lado toda cuestión relativa a “Nobleza Araucana“. Dice que nada tiene que ver con esta película, que se sabe quien es autor del argumento y que nada le importa que pertenezca al señor Forán o no.

Pero, en cuanto a “Golondrina“… Ahí si que no… “Golondrina“ la concibió él hace más ya, exclusivamente suya. Su “Golondrina“, la escribió él hace más de siete años, pues la presentó al concurso organizado por el Ateneo de Valparaíso, en que sirvieron de jurados dentro del tema G. los señores Nathanail Yáñez Silva, José Vila, Manuel Bianchi. Pueden estos señores certificar el hecho.

Por lo demás, de la Sotta trae los volantes que indican la fecha del estreno de “Golondrina“ y la del debut de la compañía, fecha entre las cuales media un exiguo tiempo de veinte días. Y el señor Forán dice que él entregó su obra a de la Sotta durante la temporada de aquella compañía.

Hasta aquí los alegatos de las partes. La contestación de Nica desvirtúa a primera vista la argumentación del señor Forán y desautoriza momentáneamente su acusación. Pero, a saber lo que aún le quedará por decir al sorpresivo literato que llega del extranjero reclamando “la paterindad de dos obras!….

Entretanto, de la Sotta y Forán se preparan para demandarse, uno por calumnia, difamación, plagio, etc., y el otro por plagio, usurpación, etc.

Artículo publicado originalmente en:
Las Últimas Noticias, 14 de diciembre de 1925.