Con doce mil pesos, un hotelero y el hermano de Coke, hicieron una máquina que vale medio millón
Películas relacionadas
(1940)
Personas relacionadas
20 de febrero de 1902
Santiago, Chile
4 de diciembre de 1895
Santiago, Chile
ercilla4_15111939.jpg
 En una casa solariega, con ánimas nocturnas, al decir de los vecinos de Los Guindos, se filma “Escándalo”. Se liquidó un hotel para utilizar como revestimiento del “set”, las frazadas que vemos arriba de este interior que, además, decora una gran bandera chilena.

El título de la película orienta un poco: “Escándalo“. Su autor, dialoguista, director y actor a ratos, es uno de los ingenios más traviesos y sin duda el gran lápiz de Chile: Jorge Délano, “Coke”, director de “Topaze”, que ayer hiciera bohemia nocherniega y hoy tiene casa propia y un tongo que deslumbra.

Alquiló una casa en Los Guindos en vez de construir seis. Es una casa, solariega, misteriosa, con ánimas nocturnas, rodeada de jardines. No había cómo aislar los ruidos exteriores. Entonces, Emilio Taulis -un hotelero que tenía negocio en Melocotón- cerró su establecimiento, despojó a las camas de las frazadas y con ella se cubrieron las paredes.

LA BANDERA DE ALIVIOL

Pero faltaba aislar el techo. Valía 20.000 pesos la tela necesaria. Délano fué en su auto y con su tongo hasta “Aliviol” y allí le prestaron una bandera de 40 mentros de largo y 15 de ancho que estuvo colgada en la Plaza de la Constitución en los días de Fiestas Patrias.

ercilla5_15111939.jpg

También se necesitaba una máquina modernísima, que permite revelar, fijar y secar la película de un solo viaje, sin tocarla en una sola operación. ¿Cómo obtenerla si cuesta medio millón de pesos?

Délano tiene un hermano que es inventor.

-Es un artista de la mecánica, explica Coke.

Y el mayor de esta rara familia que por parte de padre desciende de cazadores de piratas, y cuya bisabuela fué dama de honor de la Reina Victoria, se ofreció a hacerla.

-Entre Taulis y yo la construímos.

ercilla6_15111939.jpgY ahí está el rodaje. Costó 12.000 pesos. El martes último Lenka Franulic, la culta redactora de “HOY” y “ERCILLA”, fué la madrina. La máquina está andando ya. Y en el estudio, techado con banderas, alfombrado con frazadas, iluminado con reflectores hechos con latas de basura, la máquina es otro alarde de ingenio y tesón.

Artículo publicado originalmente en:
Revista Ercilla, Santiago, 15 de noviembre de 1939.