Rafael Maluenda
Equipo / Guiónista /
Nacimiento
18 de marzo de 1885
Santiago, Chile
Defunción
4 de septiembre de 1963
Santiago, Chile
Periodista y escritor; realizador de películas en la época del cine mudo chileno. Su presencia en este último campo es uno entre otros testimonios de la activa contribución y el interés puestos por gente de letras en el arte cinematográfico. Estudia en el Instituto Nacional, y al egresar da  inicio a su carrera literaria y periodística, empezando como redactor de cables en el periódico La Ley. En la revista Chile Ilustrado publica en 1904 uno de sus  primeros cuentos, Rebelión (1904). A partir de entonces, su labor como escritor será muy variada y logrará un importante relieve en las letras nacionales. En 1909 publica Escenas  de la vida campesina (1909), cuyos relatos tratan de las desmedradas condiciones de  vida de la gente del campo. Los ciegos, de 1913, es una  fuerte crítica a la burguesía nacional. En la localidad sureña de Chillán funda en 1914 el diario El Día, y se hace cargo del teatro de la ciudad. Publica entonces La pachacha, texto que figura en la mayoría de las antologías de los mejores cuentos nacionales. Hacia los años veinte, vuelve a Santiago y escribe para el teatro la comedia en un acto Luz que no  muere y el drama La madeja del pecado. Sin abandonar sus actividades periodísticas y su trabajo literario, se deja tentar por el cine y escribe y dirige La copa del olvido, una comedia romántica, de la que la prensa alaba su “buen  argumentoy la  “dirección escénica”, así como la actuación del celebrado Alejandro Flores. Algunos años más tarde vuelve a la carga y realiza La víbora de azabache, película de  aventuras y espionaje en la que actúa Luisa Arozemena, que goza de gran popularidad como cupletista y tonadillera. La película es bien recibida por el público, pero tras su estreno Maluenda abandona toda actividad cinematográfica. Sólo varios  años  más tarde  se asomará a la pantalla, aunque de manera  tangencial: su novela sobre la sociedad limeña, Armiño negro, sirve de argumento para la película  del mismo nombre que filma en 1953 en Buenos Aires, el realizador argentino Carlos Hugo Christensen. En 1946 se hace cargo de la dirección del diario El Mercurio de Santiago, cargo que desempeña durante muy largos años. Entre 1937 y 1961 publica una media docena más de libros, novelas y volúmenes de cuentos. Es elegido miembro de la Academia Chilena de la Lengua y en 1954 le otorgan el Premio Nacional de Literatura.

(Eliana Jara, extraído del "Diccionario del Cine Iberoamericano"; SGAE, 2011)

Filmografía Chilena
Director
Largometraje de ficción
Largometraje de ficción
Guion
Largometraje de ficción
Largometraje de ficción