Entrevista al director de «Anónimo»
Películas relacionadas
(2010)
Personas relacionadas

¿Con qué se van a encontrar los espectadores que vayan a ver Anónimo?

Yo creo que de alguna forma es una película que invita al público a involucrarse con la historia, a mirarse un poco ellos mismos, para ver los prejuicios que tenemos y generar a eso, a sacar nuestras propias conclusiones de lo que estamos viendo y eso para el público siempre es entretenido, por estar participando de lo que te están contando, por ese lado creo que puede ser muy interesante de ir a ver.

¿Qué pasó contigo y tus compañeros, que están recién egresados de la carrera de cine? ¿Cuál es su reacción respecto al recibimiento que ha tenido Anónimo en Festivales?

Lo conversábamos en la Avant Premiere, que nos acordábamos cuando estábamos grabando la película, que en ningún momento nos esperábamos todo esto que ha pasado, y que ahora te da muchas cartas para poder empezar a enfrentarse al mundo laboral, uno ya tiene una película bajo el brazo, que ya le ha ido bien, así se empieza a hacer más conocida la película y eso ayuda al momento de encontrar un trabajo.

¿Qué les pasa a ustedes con la experiencia de pasar de la escuela de cine a San Sebastián?

Como te decía, no lo esperábamos. Nos llegó un mail, recuerdo, diciendo que habíamos quedado en este festival, y nosotros ni nos acordábamos que habíamos postulado, postulamos al Work in Progress y no quedamos, y ellos mismos por debajo la metieron, no sé, a uno de los programadores les gustó y la metió en la selección Horizontes Latinos, y nos avisaron que estábamos y nosotros dijimos: “ah! Ya po!” Y es impresionante, yo puede ir con el actor, y estar con el director de Ulises, yo hice el making off, entonces fue bueno andar a la par con ellos, juntos en el mismo grupo, ya como todos dentro de una camada no como estudiante-alumno.

¿Y la recepción en el Festival cómo estuvo?

Súper bien, en general buenos comentarios. Había un público jurado joven, que le llamaban, que iban un grupo de alumnos invitados por el festival, y tuvimos buena recepción por parte de ellos, se sintieron identificados con el tema de que yo fuera tan joven al igual que ellos, que estaban estudiando, entonces se acercaron mucho a la película, llegó mucha gente joven a verla y en general se hacía una ronda de preguntas al final de la película y en general eran buenas preguntas, que se notaba que les había gustado y que querían entrar en detalles de la trama, así que fue una súper buena experiencia.

Ahora, Anónimo podríamos familiarizarla con este tipo de películas que se centra en un personaje y la cámara está muy cerca del él y donde el espectador no sabe bien qué sucede ¿por qué escoger ese tipo de historia?

Me interesaba ver un contexto a través de lo mínimo, a través de este personaje ir metiéndonos quizás en una historia más grande, de ir hablando de cada uno de nosotros, pero a la vez ir hablando de una persona, que podamos identificarlo y seguirlo y un poco acompañarlo en este camino, esa es un poco la idea de esta película, uno lo acompaña en el recorrido que él hace, por eso también estamos tan cerca y al mismo tiempo el espectador va tratando de descubrir lo que pasó, es un descubrir medio de suspenso, misterioso que se hace entretenido. Tampoco creo yo que es una película analítica en la que uno tenga que estar fijándose en todo.

¿De qué se trata la película?

Se trata de un hombre de 45 años, ex arquitecto de clase alta que cayó preso y nosotros lo acompañamos en el momento en que sale de la cárcel y que trata de reinsertarse en la sociedad, con su familia y se le van cerrando las puertas, luego trata de encontrarse con una hija adolescente que tiene, que ella no sabe que existe, él lleva como 15 años en la cárcel, y trata de encontrar a esta hija y ser un padre un poco pero no es tan fácil.

¿Cuál fue tu estrategia o cómo te hiciste cargo como director para dirigir al elenco de la película?

Primero yo diría que ellos se sintieron atraídos por el guión, la historia les atrajo, y con el protagonista que era Mario Ossandón fuer bien particular porque era su primer papel protagónico, entonces tuvimos que confiar un poco, y estábamos súper juntos en este camino  que recorrer y trabajamos harto antes entonces ya había una complicidad de por medio entre los dos, que era súper agradable, mientras que con el resto no pudimos trabajar antes por tiempo de nosotros y de ellos, fue todo súper encima, pero al mismo tiempo yo podía confiar en que sabía que eran grandes actores y podía un poco depender de ellos en que yo tenía que estar súper apegado a mi protagónico y ahí yo sabía que con algunos pequeños datos ellos iban a lograr lo que quería de sus personajes porque son grandes actores y en ese mismo sentido ellos confiaban en mí, porque sabían cómo yo lo quería hacer y dentro de todo ellos se dejaban llevar por el guión, se atrevieron. Así que funcionó bien.

Anónimo fue evaluado como tesis ¿qué nota tuvieron en los diferentes cargos y roles?

No me acuerdo, pero estoy seguro que fue arriba de un 6. Pero en general fueron buenos los comentarios.

¿Cuáles han sido los comentarios del equipo de producción una vez que vieron la película terminada?

Primero los profesores, habían algunos que estaban mucho más unidos en el proceso, entonces se van metiendo mucho más. Entonces Julio Rojas, la primera vez que la vio… él fue el que nos ayudó con la corrección del guión, nos ayudó en el proceso e incluso el guión cambió después y la película es súper visual, entonces cuando la vio por primera vez, casi que se le había olvidado de que se trataba, y rayó y felicitaciones y súper orgulloso así que en general súper bien. También la vieron un par de actores que todavía no la habían visto, Antonia Zegers, la Andrea Freud también y les encantó. Al final cada uno tiene una idea distinta de lo que tenía en la cabeza a través del guión, desde la perspectiva del montaje, entonces se sorprendieron mucho al verla terminada  por el punto de vista que habíamos tomado de la película y les gustó mucho y los alumnos también, ya ha pasado  más tiempo desde que la vimos nosotros, pero siempre tenemos rencillas de si el final tenía que ser así o no sé qué, y cuando ya está hecha eso es y está y algunos les gusta y a otros no, pero en general nadie se la cree mucho que ya está en salas.

¿Cuál sería tu recomendación para los espectadores?

Tienen que ir buscando entretenerse. Yo creo que la película te involucra y logra tocar temas profundos, uno va al cine a entretenerse y eso la película también lo logra. Y bueno. Olvidarse del prejuicio, si uno va a ver una película chilena un va a ver una película y la puede disfrutar como tal, yo creo que ya esas diferencias entre películas chilenas y películas extranjeras no es tal, a menos que uno quiera ver una mega producción de acción pero ahora ya no se nota esa diferencia, uno puede ir a disfrutar esta película, como cualquier otra y se van a involucrar.

La película es un poco ambigua, por ejemplo, el personaje de María de los Ángeles García que tiene una relación un poco rara con el protagonista…

Cumple un poco ese rol de posible hija, de aprender a ser un padre con esta lolita pero claro, por la forma de ser de ella y por lo poco que intuimos del pasado de él, empezamos a sentir ciertas tensiones.

Cuéntanos un poco cuáles son tus próximos pasos

Estamos trabajando con una de las guionistas de Anónimo, una compañera, estamos trabajando en el siguiente proyecto, recién en la etapa de guión, para presentar al Fondo de Desarrollo de Guión, que sería otro largometraje en teoría, que tenemos ganas de trabajarlo con gente de la universidad, como fue este otro pero  más personalizado, parte del equipo técnico sigue siendo de la escuela, que es gente buena y ahí estamos viendo si podemos seguir en televisión o en publicidad.

¿Qué se siente estar entrando en la camada del cine chileno que hoy está produciendo tanto y tan bien?

Me siento como el que está recién entrando, pero  yo recién en Valdivia me enteré que estábamos estrenando con Música Campesina y Perro Muerto,  así que bien, se siente bien estar estrenando dentro de todo tan rápido. Igual es difícil en Chile para películas independientes estar estrenando, entonces ha sido bueno poder estar sacando la película tan rápido en cine y que la vaya a ver la mayor cantidad de gente posible. Yo creo que el cine chileno está en un muy buen momento, vamos a estar en Cine B también, que ya sabemos las películas que van a estar en competencia nacional y es una competencia impresionante y ahí se nota la calidad en la que está el cine chileno