Violeta Vidaurre (1928-2021)
Personas relacionadas
1 de junio de 1928
Traiguén, Chile

El 1 de junio de 2021 la destacada actriz Violeta Vidaurre debía celebrar sus 93 años de vida. En Hogar Dulce, Hogar, centro de reposo donde residía hace unos años, harían una ceremonia pequeña e íntima. A causa de la pandemia del Covid- 19 hace más de un año que no reciben visitas. Una de sus nietas llevaría una torta para celebrarla junto a las otras personas mayores con las que vive. Pero los planes fueron otros y aquella mañana la legendaria actriz dejó de existir, conmocionando al gremio de las artes que veía partir a otra de sus iconos.

Violeta nació en una familia de clase acomodada y en entrevistas señaló que desde siempre la fascinó el teatro, actuar de otros, disfrazarse y que lo hacía con sus primos, especialmente con Luis Alberto Heiremans- a la postre dramaturgo- quien escribía lo que Violeta y los demás niños interpretaban.

Se casó con sólo 19 años y postergó por casi una década su deseo de estudiar actuación, sin embargo, lo hizo en 1956 cuando ingresó a la Universidad Católica. Ahí arrancó una carrera que duró seis décadas y que incluyó todos los formatos: teatro, teleteatros, cine y televisión.

“Cariñosa, alegre, vociferante, divertidísima”, la describe el actor y director, Ramón Ñuñez en una nota de Canal 13 a propósito de su fallecimiento. Juntos trabajaron en La Pérgola de las flores, una de las obras teatrales más importantes de la escena chilena y donde Violeta acumuló el notable récord de actuar en ella por 50 años. “Para mí La Pérgola es como la canción nacional”, señaló al ser consultada por el trabajo escrito por Isidora Aguirre.

En 1976 se volvió a casar con el también actor Pedro Villagra. Varios de los que la conocieron señalan que él fue su gran amor. Compartieron la vida y también el teatro. 

En 2015 fue la única mujer en la nómina al Premio Nacional de Artes de la Representación, que finalmente fue entregado a Héctor Noguera, su colega y compañero de formación. No recibió ese reconocimiento, pero si pudo recibir el cariño de la gente, tanto dentro como fuera de la sala de teatro, algo que le encantaba. “Siento que la gente me quiere”, dijo en su última entrevista al Teatro Sidarte.

En mayo 2017, el interés de la prensa de farándula puso el ojo en Violeta debido a que había sido diagnosticada con alzhéimer y los hijos de su primer matrimonio decidieron ingresarla a una casa de reposo. Carroñeros, los medios expusieron su vida y las posiciones divididas de sus colegas quienes se mostraban a favor o en contra de la medida, mientras la familia guardaba silencio. Esa decisión significó además su separación de Villagra, quien también estaba delicado de salud y sería cuidado por una de sus hijas en el sur. Pedro Villagra, su compañero durante cinco décadas, murió un año y medio después.Cuesta convencerse de que Violeta Vidaurre murió porque está en todas partes. Basta prender la televisión a las cuatro de la tarde para verla interpretando a una vecina de Mejillones, dueña de una lavandería, que enfrenta el drama de su esposo cesante y la violencia de su hijo en Romané. Si se va mucho más atrás, ahí está en otras emblemáticas teleseries como La Represa y Latorre 10. Los amantes del teatro pueden verla derrochando oficio en un centenar de obras, desde la época del Teatro de Ensayo de la Universidad Católica hasta el 2016, fecha en que realizó su último trabajo escénico. En el cine es posible verla en doce películas. Hoy el cuerpo de la infaltable Violeta Vidaurre no está, pero sus más de 200 personajes interpretados en sus 60 años de oficio escénico la hacen trascender.