Eduardo Naveda
Elenco /
Nacimiento
18 de marzo de 1912
Santiago, Chile
Defunción
15 de noviembre de 1986
Santiago, Chile
Actor. Se forma como actor en la compañía de Margarita Xirgu y deriva posteriormente a las propuestas teatrales del Ministerio de Educación. Participa tambien los teatros universitarios. Se recuerda su actuación al lado de Gloria Lynch en La pequeña choza, pieza teatral que es censurada por la Alcaldía de Santiago y retirada de la escena. Viaja a Argentina, donde tiene alguna participación menor en cine. En Chile tuvo un desafortunado debut en El último día de invierno (1942), dirigida por René Olivares, una de las películas peor tratadas por la prensa en la historia de la cinematografía chilena, al punto que ni siquiera pudo ser estrenada oficialmente. Volvió al cine en 1949 como protagonista, junto a Sara Guasch, en La cadena infinita,  considerada la mejor realización de José Bohr, que probó con este film que era capaz de ir más allá de su habituales comedias más o menos frívolas. Como la que realiza en 1952, Uno que ha sido marino, donde Naveda poco tiene que hacer al lado del cómico Eugenio Retes, el cantante Arturo Gatica, que luce de galán junto a Hilda Sour. Mejor suerte tiene ese año con Pierre Chenal, que dirige El ídolo, protagonizada por Alberto Closas. Casi veinte años después reaparece en un papel menor en El afuerino, una deficiente cinta de estilo campero dirigida por Alejo Álvarez. Hacia esas fechas actuaba todavía en teatro, que notoriamente fue siempre su vocación mayor. 

(Ernesto Muñoz, extraído del "Diccionario del Cine Iberoamericano"; SGAE, 2011)

Filmografía Chilena
Intérprete
Largometraje de ficción
El Ídolo (1952)
Largometraje de ficción
Largometraje de ficción
Largometraje de ficción
Largometraje de ficción