Tatiana Gaviola
/ Director / Guionista / Productor ejecutivo / Montajista

-


Documentalista, directora. Estudios en la Escuela de Artes de la Comunicación de la Universidad Católica de Chile. En los años de la dictadura destaca entre el numeroso grupo de mujeres que desarrolla una activa labor en la filmación de documentales, apoyándose en el formato --el video-- que aparece en ese tiempo como la vía más factible, y en algunos casos, la única,   en el trabajo audiovisual. “Yo era –dice—una más entre los dementes que apostamos por el delirio de hacer películas en este país, sin medio y sin nada, por el puro proyecto loco y las ganas, aunque con el agregado de ‘sentirse bajo sospecha’ sólo por ser una mujer que ha pretendido dirigir”. Su primera obra es Nguillatún (1981), un homenaje al pueblo mapuche, a la que suceden una serie de documentales inscritos en lo que ella declara que era su tema obsesivo: la memoria. “la memoria colectiva e individual, la fantasía de uno y de todos”. Filma, en correalización con Joaquín Eyzaguirre, Tiempo para un líder (1983), otro homenaje, esta vez para el ex presidente Eduardo Frei Montalva, que aparecía en ese momento como una de las cabezas visibles de la oposición al gobierno militar. Ese mismo año realiza Tantas vidas y una historia, sobre las mujeres de las poblaciones marginales,y al año siguiente, Fragmentos de una historia, sobre los orígenes de la Confederación de Trabajadores del Cobre. En Muerte en Santa María de Iquique (1986), rastrea a partir del presente de las oficinas salitreras abandonadas lo que fue la huelga que culminara en 1907 con la gran masacre obrera de aquel año. El tema de la mujer vuelve en Tres mil mujeres más cuatro (1988), que registra cuatro testimonios de personalidades femeninas de la cultura que intentan esclarecer los parámetros que definen la esencia de la mujer en Chile. Ese año filma también No me olvides, que vuelve sobre el papel de la mujer en la lucha contra  la dictadura. En su experiencia con el video, Gaviola ha incursionado también en las formas experimentales, con Yo no lo tengo miedo a nada (1984) y La gallinita ciega, de 1988, año en el cual rueda su primer film propiamente tal, Ángeles, un mediometraje de ficción basado en una investigación realizada sobre un grupo de estudiantes desaparecidos. Años después realiza el largometraje Mi primer hombre, una película en que el conflicto político está tratado en forma de thriller. Con posterioridad  ha desarrollado, paralelamente a sus funciones docentes, una labor en la televisión: las series Cuentos de mujeres (2001) y Reporteras (2005). Es directora de la Escuela de Cine de la Universidad Vicente Pérez Rosales. En 2009 estrenó Teresa, un largo de ficción basado en la vida de Teresa Wilms Montt, poetisa nacional de la primera mitad del siglo veinte, célebre por su belleza y por su trágico fin.

(Por Jacqueline Mouesca, extraído del "Diccionario del Cine Iberoamericano"; SGAE, 2011)

Filmografía chilena
Director
7 títulos
Teresa (2009)
Largometraje de ficción
Mi último hombre (1996)
Largometraje de ficción
Ángeles (1988)
Cortometraje de ficción
Yo no le tengo miedo a nada (1984)
Cortometraje de ficción
Tantas vidas, una historia (1983)
Documental
Tiempo para un líder (1982)
Documental
Guionista
6 títulos
Teresa (2009)
Largometraje de ficción
Ángeles (1988)
Cortometraje de ficción
Yo no le tengo miedo a nada (1984)
Cortometraje de ficción
Tantas vidas, una historia (1983)
Documental
Tiempo para un líder (1982)
Documental
Productor ejecutivo
1 títulos
Mi último hombre (1996)
Largometraje de ficción
Montajista
4 títulos
Regreso (1984)
Documental
Una encuesta (1982)
Documental
Tiempo para un líder (1982)
Documental
foto
Por Vera-Meiggs