La Mirada Perdida en la Niebla (2010)
Documental / 105 min. / HD / Color /
Dirigida por
Patricio González Colville

Hablada en
Español

Producida en
Chile

Rodada en
Constitución (Chile)

Estreno Nacional
Abril de 2011 (Constitución)

Internacional
---

Para contactos
---

Para aportar o corregir la información de esta ficha, haz click acá

El poeta talquino Bernardo González Koppman viaja a Constitución el 2009 (regióndel Maule), por el último ramal ferroviario existente en Chile. Su objetivo es rescatar la memoria de su tío abuelo el también poeta Jorge González Bastías (1879 – 1950), nacido en las tierras de Infiernillo (actual estación González Bastías del ramal). Antes del viaje se entera que un profesor del Liceo de Hombres de Talca, Saúl Pliscoff, entre 1940 y 1960 viajaba a veranear a Constitución, por tren, filmando esa actividad con una cámara Kodak de 8 mm. Algunos de esos rollos logran ser visionados gracias a la gentileza de su hijo Roberto Pliscoff que vive enSantiago. Sin embargo algunas películas se perdieron y Bernardo González inicia su viaje con el propósito de rescatar esos rollos perdidos y además conocer el estado de la casa de su tío abuelo poeta, después de 20 años de ausencia, por un exilio auto impuesto. Luego de encontrar la casa quemada y semidestruída, logra dar con algunos de los rollos perdidos lo cual lo hace peregrinar a Constitución, supuestamente en su cine se daban antiguos noticieros sobre el Maule y es posible encontrar más de los rollos de 8 mm buscados. Al igual que el poeta González Bastías, quién también viajaba a Constitución para inspirarse en sus versos, Bernardo arriba a la ciudad unos meses antes del Terremoto-tsunami el 27 de febrero de 2010. Allí busca las claves que forjaron la poesía de su tío-abuelo, conversando con los habitantes (mauchos), recopilando historias, epopeyas, actividades sociales y culturales que hicieran de Constitución un nicho de poetas, pintores, arquitectos, políticos y escritores cuando fue puerto principal y balneario de lujo entre 1890 y 1970. En esa época la ciudad era conocida como la pequeña Europa, por su arquitectura y núcleo cultural. Tanto la llegada de la planta de Celulosa en 1973, como la inmigración de gente de otras regiones y la demoliciónde sus casas por empresas externas, fueron minando sus raíces. El terremoto-tsunami de 2010 termina por destruir por completo las bases de su identidad, la cual solo fue posible guardar en esas viejas películas de 8 y 16 mm que no solo Saúl Pliscoff registró, sino también documentalistas anónimos que vieron en Constitución una ciudad de hermosa cultura. Al final la película plantea la tesis respecto a que esta ciudad es el símbolo más destacado de que en Chile no ha existido una conciencia política ni interés respecto a invertir para reconstruir nuestro patrimonio cultural y preservación de identidad a través de los años. Lo único que queda al final son las imágenes que los documentalistas nos legaron y que lograron ser preservadas, en la mayoría de los casos, por personas naturales. Lo demás fue sepultado bajo los escombros de la máquina del progreso y la globalización.
Ficha técnica completa
Comentarios
Antes de comentar, les recordamos que este es un sitio que recopila la información del cine hecho en Chile, no se trata exclusivamente de un sitio de cine online. Además, Cinechile.cl se reserva el derecho de moderar y restringir comentarios que no aporten información complementaria o que sean directamente inapropiadas.