Guzmán y Larraín obtienen el Oso de Plata en el Festival de Berlín
Películas relacionadas
(2015)
Personas relacionadas
19 de agosto de 1976
Santiago, Chile
11 de agosto de 1941
Santiago, Chile

Dos Osos de Plata para películas chilenas. Un hecho extraordinario para el cine nacional se vivió en la premiación del Festival de Berlín, en donde El Botón de Nácar de Patricio Guzmán se llevó el galardón al Mejor Guión, mientras que El Club de Pablo Larraín se hizo con el Premio especial del jurado.

“Mi deseo de encontrar la vida me llevó a Patagonia, que es un lugar extraordinario”, dijo Guzmán en la conferencia de prensa posterior a la premiación, aludiendo a su documental que se ambienta en aquella remota zona. Agradeció además a su equipo realizador. La cinta además se llevó el premio del jurado ecuménico.

Mientras que Larraín dijo al recibir la preciada estatuilla que “mucha gente en el mundo mata en nombre de Dios y espero que eso se termine”, refiriéndose a la temática de su película que aborda la historia de un grupo de curas que han cometido diversos delitos y viven apartados en un balneario purgando sus culpas por fuera de la justicia civil.

Antes de la premiación oficial, otra cinta chilena fue galardonada. En los Premios Teddy (donde se galardonan cintas con temáticas sobre diversidad sexual), el corto San Cristóbal de Omar Zúñiga se llevó el premio a Mejor cortometraje.

El cine chileno en la Berlinale

La historia de las películas nacionales en el tradicional certamen alemán (catalogado como Clase A), tiene su primer antecedente en 1958 cuando los documentales Así nace un ballet de Jorge di Lauro y La familia humana de Boris Hardy, se exhibieron fuera de competencia. 

Posteriormente, llegaría también a exhibirse la Berlinale en 1966 Morir un poco, de Alvaro Covacevich. Mientras que en 1970 sería por partida doble: El Chacal de Nahueltoro de Miguel Littín y Valparaíso mi amor Aldo Francia fueron invitadas al llamado Foro del Festival. Cintas que daban cuenta del llamado Nuevo Cine Chileno.

Tuvieron que pasar varios años para que nuevamente Chile se anotara con un filme en el certamen. En 1984, Los hijos de la guerra fría, de Gonzalo Justiniano se exhibe en Berlín y es galardonado con el Forum Award. Luego, en 1989 se exhibe también ahí Historia de Lagartos de Juan Carlos Bustamante. Pero el primer Oso de Plata para una película nacional llegaría al fin en 1992 con La Frontera. Ricardo Larraín, su director, se llevó el galardón al Mejor director.

Finalmente, el 2013 llegaría el segundo Oso plateado a una película chilena. Fue la actriz Paulina García que se llevó el galardón como Mejor actriz por su participación en Gloria, de Sebastián Lelio.