«Atrapados en Japón» gana la competencia chilena del FicValdivia 2015
Películas relacionadas

Con la sala llena del aula magna de la Universidad Austral, se dieron a conocer los ganadores que este año entregó el Festival Internacional de Cine de Valdivia. Mientras que en la Competencia Internacional el premio mayor fue para Motu Maeva, de Maureen Fazendeiro, en la Competencia Largometraje Chileno el Pudú fue para el documental Atrapados en Japón, de Vivienne Barry.

Relatado en primera persona, la cinta cuenta la historia del padre de Barry, un periodista chileno que formó parte de una delegación invitada por el gobierno japonés, justo antes del ataque nipón a Pearl Harbor. A partir de eso, realiza toda una exploración sobre la figura de un padre casi ausente en su vida, debido a su temprano fallecimiento.

Y en esta misma categoría, el Premio Especial del Jurado Largometraje Chileno fue para Sin Norte, de Fernando Lavanderos. Una cinta que parte sobre la premisa de una pareja que se quiebra: ella parte en un sinuoso viaje hacia el norte, mientras él sigue sus rastros y la sigue con poca suerte. Entremedio, estos personajes ficcionados, se cruzan con la realidad de los lugares, surgiendo improvisados personajes.

En otras categorías, Historia de un Oso de Gabriel Osorio, obtuvo el galardón al Mejor Cortometraje Infantil Latinoamericano; la boliviana Primavera, de Joaquín Tapia Guerra, se llevó el Pudú por el Mejor Cortometraje Latinoamericano. Finalmente, en el 3º Concurso de Desarrollo de Largometrajes Instituto Profesional Arcos / Festival Internacional de Cine de Valdivia, el proyecto ganador fue Los Colonos, de Felipe Gálvez. Las menciones fueron para Fiebre, de Elisa Eliash, Martirio de Juna Cáceres y La Nona, de Camila José Donoso.