Luis Horta: «Con este proyecto, nuestro interés es acercar el cine al mayor público posible»
Personas relacionadas

A simple vista parece una broma. ¿Poder ver y descargar películas patrimoniales chilenas desde Internet de manera legal? Acceder así, fàcil y sencillamente a producciones a las que por años no pudimos acercarnos a menos que fuese a través de la piratería, genera, por lo menos, suspicacias. Pero sí, es verdad, desde el pasado 9 de julio existe un portal que permite hacer ello y más. Se trata de www.cinetecavirtual.cl, iniciativa de la Cineteca de la Universidad de Chile que busca fomentar la circulación de nuestra memoria audiovisual.

El proyecto, encabezado por el Coordinador de la Cineteca, profesor Luis Horta, fue financiado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes a través del Fondo de Fomento Audiovisual y permite que ya se pueda acceder a joyitas de importantes figuras de nuestro séptimo arte como Raúl Ruiz, Helvio Soto, Miguel Littin y Pedro Chaskel, entre muchos otros, pues las siguientes etapas de implementación de esta iniciativa contemplan, por ejemplo,  una selección de documentales nacionales.

Profesor, ¿cómo surge el proyecto Cineteca Virtual?

Surge básicamente de dos inquietudes nuestras. La primera es retomar instancias que ejecutaba la Universidad de Chile, organismo público y estatal, durante los años sesenta y setenta vinculadas a la apertura del conocimiento y de la cultura a la sociedad, relevando el rol académico no sólo al aula sino a su relación con el país. La otra inquietud es la precariedad existente en nuestro país para acceder a la memoria audiovisual, realidad que se hace manifiesta hoy, cuando vivimos en una sociedad hipermediatizada y expuesta a la influencia de los medios audiovisuales.

Ambas  inquietudes tienen que ver con hacerse cargo del rol que cumple la Universidad de Chile no sólo hoy, sino a nivel histórico, y cómo ella debe contribuir a democratizar las artes, las ciencias o las humanidades, con proyectos que subviertan el concepto del producto y elevan la producción universitaria al lugar donde nunca debería haber desaparecido.

¿Cuáles son las motivaciones que llevan a la Cineteca a encabezar y materializar esta iniciativa?

La más importante es contribuir a que nuestra Cineteca se conecte con las personas de manera directa, que las investigaciones que realizamos tengan una utilidad y un enraizamiento con la cultura y que permitan que se solucionen problemáticas propias de este medio, como el acceso justo a nuestro patrimonio.

Hablando del proyecto mismo, éste consiste en poner en una plataforma web una serie de films patrimoniales pertenecientes a la Cineteca de la U. de Chile. ¿Cómo se aborda el tema de los derechos de autoría en iniciativas como esta?

El proyecto se compone hoy de dos colecciones: películas contemporáneas en digital y películas de Cine Experimental de la Universidad de Chile. En el primer caso, gestionamos con los autores y productores los derechos que autoricen la subida a un sitio pedagógico como el nuestro. En el segundo caso, se trata de películas producidas por la Universidad de Chile entre 1962 y 1973,  lo que no sólo demuestra la relevancia de nuestra casa de estudios en el desarrollo del cine local, sino que nos obliga a poner estas piezas a disposición de la gente como era en aquellos años, cuando ningún cineasta imaginaba producir películas para que nadie las viera, sino que por el contrario trabajaban por cambiar una concepción de sociedad y contribuir a mejorarla.

En las colecciones siguientes continuaremos la misma lógica, las películas que han sido donadas a Cineteca y cuyos derechos gestionamos para ponerlas en acceso en un portal web pedagógico sin fines comerciales. En el caso de los derechos, la ley es bastante clara y lo explicamos en el sitio: buscamos que se dé un uso justo a la memoria audiovisual, por lo mismo los films quedan protegidas bajo licencia Creative Commons, con el fin de que nunca más se exhiba una película producida por la Universidad de Chile sin que se reconozca su autoría o bien que canales de televisión exhiban fragmentos de documentales en contextos comerciales.

Imagino que poner ese material en una web implicó también un proceso de restauración o digitalización…

Exactamente. En la actualidad con el DVD o las descargas en Internet se piensa que el proceso de subir cualquier película es inmediato o instantáneo, e incluso dan por sentado que las películas nacionales están por todos lados y eso no es así.

Efectivamente en este caso trabajamos sobre negativos, copias únicas e incluso armamos películas a partir de fragmentos, como Yo tenía un camarada de Helvio Soto, que se creía perdida. Incluso aún trabajamos sobre películas en procesos de rescate, y que estarán proximamente en la colección de Cine Experimental.

¿Esta iniciativa contempla únicamente la implementación de la plataforma web o también se piensa en editar colecciones en DVD, por ejemplo, de los films?

Existirá una pequeña colección de DVD pensada para la gente que no tiene acceso a Internet, por ejemplo las personas que viven en regiones o que pertenecen a  la tercera edad, y que se repartirá próximamente por medio de la Red de Cineclubes de Chile. Con este proyecto, nuestro interés es acercar el cine al mayor público posible, y subvertir esa especie de cánon siniestro de que para acceder a algo hay que pagar o hay que estar en Santiago.

¿Qué parte del material perteneciente a la Cineteca está actualmente en la web?

La colección Cine Experimental corresponde a las producciones de la Universidad de Chile entre 1962 y 1973 con películas de Raúl Ruiz, Helvio Soto, Pedro Chaskel, Miguel Littín, entre otros.

A modo de adelanto, ¿qué material es el que se incoporará al sitio prontamente?

Estamos trabajando en  tres colecciones más que se irán complementando con las existentes: Cine Mudo, Cine de la UP y Largometrajes, y durante 2013 Documentales Chilenos.

Ustedes como Cineteca están constantemente trabajando no sólo en la exhibición de cine chileno, sino también en la reflexión y análisis de éste. ¿Hay en este proyecto algún tipo de trabajo analítico que se añada a cada uno de los films presentes en la web?

No se concibe una Cineteca sin un trabajo especializado de investigación, sino se trataría sólo un lugar de exhibición, de una sala de cine o de un acopio de películas sin sustento. En el sitio, cada película tiene, además, un acabado trabajo de investigación en torno a la obra, así como biografías de técnicos y autores.

En estas semanas que lleva funcionando el portal, ¿han tenido respuestas, impresiones o contacto con quienes visitan la web?

Tenemos alrededor de 300 visitas diarias, lo que nos tiene my contentos. Me parece que no hay antecedentes de otro sitio de la Universidad de Chile que tenga ese alcance, lo que además de alegrarnos desmitifica la idea de que a la gente no le interesa el cine chileno o no accede a la cultura.

¿Cuáles han sido esas impresiones que han recibido en estas primeras semanas?

Los comentarios han sido muy positivos y la recepción del proyecto ha sido también muy buena, tanto entre pares como en medios de comunicación que ayudan a difundir esta iniciativa.