ENTREVISTAS
Entrevista a Ignacio Aliaga
Por Antonella Estevez
10 de enero de 2011
¿De qué se trata el proyecto “10 imperdibles del cine chileno”?

Parte de nuestro objetivo es llegar a todo el país con el archivo de la Cineteca Nacional. Nosotros elaboramos una lista a partir de varios componentes; por un lado, ofrecer una muestra representativa de los distintos periodos del cine chilenos, así como está el cine mudo con El Húsar de la muerte en la versión muda; las películas del llamado nuevo cine chileno  de los 60, las películas de los 90 de la recuperación de la democracia y las películas de la década del 2000, más recientes que hablan del nuevo surgimiento generacional. Por otro lado, se tomó en cuenta una votación que el público hizo cuando realizamos el festival “Chile en cine” en Septiembre. El objetivo de esta muestra es dar a conocer el archivo es ir apoyando la creación de una red de salas a través del interior del país que también ayude al cine nacional a tener otras vías de difusión, eso hace entonces que estemos distribuyendo esta colección en 64 provincias del país, y que este mes de Enero partan las primeras proyecciones

Construir la cadena de distribución y exhibición para estas películas, ¿fue muy complicado?

 Ha sido un esfuerzo bastante grande porque en general en las localidades del interior e incluso algunas capitales regionales las películas nacionales simplemente no llegan, porque no hay mecanismos comerciales o de otro tipo que lo permitan. Se está configurando esta nueva red y hoy ya hay una gran cantidad de salas que están incorporadas. La cineteca hace una suerte de convenio formal de cooperación con ellas para que las películas no se exhiban solamente por un día, sino que exista continuidad. Precisamente este 2011 tendremos una segunda colección –con otros directores y películas- para distribuir y la idea es que esta red de salas también sirva para difundir otro tipo de materiales y que los propios cineastas chilenos tengan otra vía de difusión.

Estamos hablando de 54 provincias en nuestro país que están recibiendo este pack de 10 imperdibles del cine chileno, que con eso ya pueden empezar a armar sus ciclos de cine chileno...

 Esa es la idea, además las películas llevan componentes informativos, con las fichas completas, una guía metodológica para trabajar en cineforo, una encuesta con el público, materiales de promoción como un spot para las televisiones locales, frases radiales, afiches, es decir es un conjunto de material que ellos van a poder utilizar para una mejor exhibición al público.

Recientemente nos enteramos que aunque han aumentado las visitas al cine en general, el público para el cine chileno ha disminuido significativamente, ¿Cómo la Cineteca se enfrenta a esta noticia, cuando –paralelamente- hay tantos esfuerzos que se están haciendo en producción, en difusión, y desde la misma Cineteca en relevar el trabajo de los realizadores chilenos?

Yo creo que el dato que mencionas que es muy preocupantes para todos los que nos relacionamos con el audiovisual. Revela también que es necesario no solo tener una política que incremente el número de películas sino que también acciones que ayuden a que éstas circulen, a que la gente este mas informada, a ir formando público. Nosotros tenemos un programa que se llama “escolar cine” que ya está funcionando en la región metropolitana, en la quinta y el octava; tenemos un taller online en este momento donde tenemos cerca de 200 profesores de un número igual de colegios a lo largo de todo el país que también van a poder acceder a esta selecciones de películas de las que hablábamos. Estamos muy ciertos de que la tarea de desarrollar acciones que formen nuevos públicos que por otro lado amplíen las redes de difusión son parte de las cosas que también hay que hacer para que el cine nacional circule y efectivamente llegue a los destinatarios naturales que son los ciudadanos del país. En ese sentido yo creo que no hay que perderse, la tarea no se cumple solamente haciendo más películas, hay que hacer todo lo posible porque estas lleguen a estar al alcance de la gente. Porque cuando uno ve las cifras de asistencia a los cines y las compara con los rating de la televisión cuando se pasa un largometraje chileno es  contradictorio. Yo creo ahí hay otros problemas también, el costo de las entradas y también la desigual competencia que tiene una película nacional frente al cine norteamericano que domina no solo las pantallas, sino que también en los espacios promocionales.

Del 3 de enero al 19 de marzo la Cineteca Nacional presentará la muestra “Miradas al cine chileno”  ¿Cuál es su objetivo?

Es el cuarto año que armamos esta muestra.La idea es poner al alcance de la gente que no tuvo la oportunidad de ver las películas chilenas -de ficción y documental- cuando se estrenaron y  tenerlas al alcance durante ese periodo. En estos ciclos participa mucha gente que viene de fuera de Santiago en vacaciones a la capital y como comentábamos, en muchas localidades no se dan las películas nacionales. También hay gente quedo con ganas de ver la película y cuando ya quiso ir a verla porque escuchó una buena opinión, ésta ya había desaparecido de la cartelera. Por eso nos parece super importante exhibir estas películas, permite también valorizar lo que se ha hecho durante el año al verlas de conjunto y pienso que es una buena oportunidad para todo aquel que no pudieron contactarse con la películas nacionales, formar ese nexo, verlas, comentarlas. El ver de conjunto, permite  también -para aquellos que tienen una mirada más crítica- cual es la tendencia temática o estilística que pueda estar predominando la producción nacional.

El 2010 fue el primer año en que se hace un ciclo tan importante como “ChileNCine” en que se juntan tantas películas de distintas épocas del cine chileno. ¿Cómo evalúas la participación de los espectadores en ese tipo de actividades?

A nosotros nos sorprendió que mucha gente que decidió opinar, creemos que es una buena manera de ir testeando también cuál es el parecer de las personas, de las distintas personas que les interesa el cine, lo que nos va a permitir ir modelando otro tipo de presentaciones. Este año esperamos que incluso desarrollar más iniciativas similares porque los comentarios del público son buenas guías.