CONTROL DE ESTRENOS: “La Cadena Infinita”
Películas relacionadas
Personas relacionadas
3 de septiembre de 1901
Bonn, Alemania

Película chilena, realizada en el año 1949, íntegramente filmada a bordo del transporte “Magallanes”, en la bahía de Valparaíso. Producción y argumento: Demetrio Aguilera Malta. Dirección: José Bohr. Cámara e iluminación: Andrés Martorell. Sonido: Eduardo Andersen. Compaginación: Mario Colle, Maquillaje: Julio Erraztti. Intérpretes: Eduardo Naveda, Sara Guasch, Arturo Gatica, Ricardo Moller, Arturo Gozálvez, Juan Leal, Francisco Alonso.

Indiscutiblemente, este es un film de categoría artística.

Es cierto que el argumento ofrece algunos reparos. Por ejemplo, el interés está repartido por partes iguales entre varios personajes, lo que resta importancia a aquellos que debieran mantener una pequeña supremacía. El guión está bien concebido y hay sólo dos o tres escenas -de las llamadas comerciales-, que a nuestro juicio están de sobra en la película. La interpretación es correcta y muy sobria, aún cuando -por la belleza lírica de algunos pasajes del diálogo- pudo haber caído en lo ridículo. En cuanta a la fotografía, debemos advertir que a pesar de que es unilateral (casi siempre de noche y en contraluz), resulta de una plasticidad admirable.

La dirección, sin duda, la mejor de José Bohr.

Este película demuestra como en Chile se puede filmar sin grandes presupuestos, y sin tener que acudir a voluminosos empréstitos para movilizar a una corte infatigable de elementos innecesarios, que sólo dificultan la producción cinematográfica. José Bohr, discreto y silenciosamente, escogió los elementos que le eran indispensables, sentó su cámara en el sitio que le resultara más apropiado y con un tesón que siempre se le admira, fué creando uno o uno los cuadros de esta película, que ahora nos entrega. Y el resultado, (tenía que ser así) superó las expectativas. Esta es una muestra elocuente de que nuestro medio ambiente permite la realización de películas con aspiraciones artísticas.

De los intérpretes -todos actuaron sobriamente- destaquemos los nombres de Francisco Alonso y de Ángel Redondo, quienes compusieron dos tipos característicos con mucha propiedad, a pesar de ser ésta su primera película. …

La Cadena Infinita” es, en resumen, una buena película.

Artículo publicado originalmente en:
Revista Ecran, nº979, 25 de octubre de 1949.