Brújula de estrenos: Más allá de Pipilco
Películas relacionadas

MAS ALLA DE PIPILCO… queda Huevinco” –anuncio que deja en evidencia el pobre gusto con que se ha llevado la película. Los chistes vulgares se repiten, como la insistencia en los resultados de la dispepsia del señor Cuevas, candidato a regidor municipal. El tema nada tiene de original y con mayor vuelo se ha explotado, desde el ingenioso “Clochemerle”, pasando por “Don Camilo” hasta docenas de obras menores, zarzuelas, comedias, películas, etc. Es la vida de un pueblo con sus personajes típicos, ahora en período de elecciones. Descorazonador resulta que nada se haya avanzado, desde “El burócrata González”, film del cual este es una especie de secuela, pues cuenta con los mismos productores, director, protagonista, etc. Si en el primero se desaprovechó a Manolo González, acá se extrema el esfuerzo por no hacerlo aparece gracioso. Es un personaje bonachón, ingenuo, simpático, pero no divertido. Sin disimulos acude la película –para aliviar gastos- a las más evidentes propagandas, lo que no sólo le resta dignidad, sino suele parecer una burla para el público. EN RESUMEN: Una buena fotografía y una discreta realización no salvan la vulgaridad de un asunto de ritmo desmayado, apenas aligerado por unos pocos chistes. Quienes esperábamos un paso de avance en el cine chileno nos sentimos amargamente defraudados.

Artículo publicado originalmente en:
El Mercurio, Santiago, 14 de septiembre de 1965.