ARCHIVOS
Se formará Instituto Fílmico de la Universidad Católica
Por Revista Ecran
Publicado en Revista Ecran, Santiago, Nº1319, 1 de mayo de 1956.

UN HÍGADO DESCUBRE IMPORTANCIA DEL CINE

Lira 34-A. Una vieja casona, adyacente al edificio de la Universidad Católica. La entrada es un poco tenebrosa; una amarillenta ampolleta ilumina apenas el pasillo. Descansando en las añejas y altas paredes se afirman trastos, restos de decorados, fantoches desteñidos que sirvieron para alegrar una función del Teatro de Ensayo o un Clásico Universitario. Mudos, momificados restos de la felicidad de un instante.

En este ambiente húmedo, mortecina, irrumpen de pronto la luz, la actividad, el progreso. Se ha abierto una puerta en cuyo frontis leemos: "Academia de Cine y Fotografía de la Universidad  Católica".

Adentro, aun cuando están trabajando sólo dos personas, se observa el cálido ambiente de la  vida.

UN PEQUEÑO ESTUDIO DE CINE

En tres habitaciones de la vieja casona de Lira 34-A se en­cuentran las instalaciones de la Academia de Cine. Hay un set de filmación, oficinas de administración y un laboratorio con sala de proyección. Todo en diminutivo, pero cada una revela ingenio e insuperables deseos de hacer cosas. La Academia de Cine y Fotografía de la U. C. nació hace algunos años como un imperativo ferroso. Un grupo de estudiantes universitarios sintió la necesidad de encausar técnica y artísticamente sus inquietudes cinematográficas, y así surgió esta institución, creada bajo los mejores auspicios. Sin embargo, a pesar de las buenas intenciones, muchos fueron los que quedaron rezagados en el camino: el cine es mucho más difícil de lo que puede creerse a primera vista.

Pero... la Academia resistió la embestida de las deserciones. Impaciencias e indiferencias, gracias a la intensa y tesonera labor de un hombre: Giorgio Vomiero, un enamorado del cine que se quedó junto a la cámara y no la abandonó, aun en los momentos más difíciles, Y así, con colaboradores incidentales, Vomiero pudo cumplir parte de la misión que se había propuesto: filmar.

LOS PRIMEROS FILMS

Las producciones iniciales de la Academia de cine mostraban la vida interna de la Universidad Católica, destacando algunos acontecimientos importantes: iniciación de clases,representaciones artísticas, etc. Hasta que llegó la hora en que Giorgio Vomiero y Salvador Lluch, presidente de la Academia, resolvieron producir un documental de carácter científico didáctico. La oportunidad se presentó cuando el doctor Ivo Sapunar dio a conocer su tesis sobre el estudio de la irrigación del hígado.

En la pequeña y agradable sala de proyección de Lira 34-A, vimos este film La verdad es que, dadas las condiciones y las posibilidades de realización, se trata de un esfuerzo notable, excelentemente conseguido. Destacamos no solo el trabajo de Vomiero, sino el del dibujante Mario Franco, quienes lograron un film corto en extensión, pero que resume fielmente y con toda claridad la tesis del doctor Sapunar.

—Hasta hace poco se suponía que el hígado estaba dividido en dos partes —nos explica Vomiero—. Según los estudios realizados en el laboratorio de la Universidad Católica, se comprobó que el hígado se compone de 8 territorios independientes. Este predicamento llevó a la conclusión que, para eliminar alguna afección grave, bastaba con atacar el lugar preciso, sin que el enfermo corriese riesgos de hemorragias, como ocurría hasta hace poco.

DESPUÉS DEL ÉXITO

Vista la importancia del cine en el campo de la difusión didáctica, la Universidad Católica acogió la idea de transformar su Academia de Cine y Fotografía en un Instituto Fílmico, destinado a cumplir una tarea objetiva y práctica. De aquí saldrán pclículas documentales, cortometrajes educativos, experiencias científicas, etcétera, que serán la base de un nuevo estilo cinematográfico en nuestro país. —El documental está alcanzando cada vez mas importancia —nos dice Vomiero—. Es por ello que pretendo, con el tiempo, formar una productora particular para la filmación de este tipo de películas que tanto interés están conquistando en el mundo entero. Como extranjero, puedo declarar que Chile ofrece maravillosas posibilidades para hacer películas descriptivas y artísticas de primera categoría. Tengo fe y mucha paciencia; de manera que espero lograr mi objetivo a muy corto plazo —concluye.

ecran4_1319_01051956.jpg

Articulo publicado originalmente en
Revista Ecran, Santiago, Nº1319, 1 de mayo de 1956.
Película relacionada
Persona relacionada
Buscador Archivos
Por término, año o publicación
Archivos más leídos
foto
El Ferrocarril, Santiago, Miércoles 20 de febrero de 1895, p. 2.
foto
El Ferrocarril, Miércoles 26 de agosto de 1896, p. 2.
foto
La Patria, Iquique, 21 de mayo de 1897, p.3.
foto
El Nacional, Iquique, 30 de mayo de 1897, p.3.
Archivos recién ingresados
foto
Revista Ecran, nº 1868, 22 de noviembre de 1966.
foto
Revista Ecran, nº 1906, 15 de agosto de 1967.