ARCHIVOS
Control de estrenos: "La Hechizada"
Por Revista Ecran
Publicado en Revista Ecran, Santiago, Nº1035, 21 de noviembre de 1950.

Película chilena del sello “SOPROCINE”. Basada en un argumento de Fernando Santiván. Director: Alejo Alvarez; codirector: Mario Colle; fotografía: Carlos Yañez; cámara: Fernando Aravena; sonido: Alfredo Rodríguez;maquillaje: Julio Errazti. Intérpretes: Alejo Alvarez, Julita Pou, Manolo González, Lautaro Murúa, Blanca Arce, Alberto Mery, Rodolfo Martínez, Hermanas Loyola, Margot Meneses.

El mayor mérito de “La Hechizada” es mostrar al público un drama desarrollado en los campos chilenos, donde los personajes visten ropas campesinas y las canciones que interpretan están inspiradas en nuestro folklore. El cine mexicano ha demostrado que el público admira este tipo de cintas que muestra una lucha de pasiones elementales, mezclada a canciones y vestuarios campesinos. Y en realidad, cuando se cuenta con pocos elementos, como en este caso (la cinta es modesta y no lo oculta), resulta grato adornar la trama-por así decirlo-con la gracia pintoresca del ambiente campero.

Por ello es que, a  pesar de los defectos de fotografía y encuadre de la actuación poco destacada, la cinta logrará entretener. Matizando el argumento ( que aunque basado en la novela de Santiván se aleja bastante del asunto) contemplamos un bien logrado rodeo y detalles puramente campesinos, que no habíamos visto antes en la pantalla nuestra.

La falla más importante del film es probablemente la ausencia de la relación entre tiempo y lugar. Es decir, en la mayoría de los casos no se sabe a ciencia cierta dónde y cuándo ocurren los acontecimientos que desfilan en la pantalla. Este defecto hace que el argumento resulte algo confuso y diluido.

Del reparto, sólo Julita Poue da verdadera vida al personaje. Pero como al hacerlo marca un contraste con los demás, a ratos su actuación podrá parecer exagerada. Manojo González, interpretando su famoso Cipriano Ormeño, nos desilusionó, pues esperábamos algo mucho mejor. Don Cipriano, decididamente, no es cinematográfico…Lautaro Murúa, muy tieso; Alejo Álvarez, sobrio y con voz agradable.

El resumen: creemos que el público se entretendrá con el film, siempre que no pretenda asistir a un espectáculo perfecto.

Articulo publicado originalmente en
Revista Ecran, Santiago, Nº1035, 21 de noviembre de 1950.
Película relacionada
95 min.
Buscador Archivos
Por término, año o publicación
Archivos más leídos
foto
El Ferrocarril, Santiago, Miércoles 20 de febrero de 1895, p. 2.
foto
El Ferrocarril, Miércoles 26 de agosto de 1896, p. 2.
foto
La Patria, Iquique, 21 de mayo de 1897, p.3.
foto
El Nacional, Iquique, 30 de mayo de 1897, p.3.