ARCHIVOS
El paso maldito (Boletín Cinematográfico)
Por Boletín Cinematográfico
Publicado en Boletín Cinematográfico, Viernes 18 de marzo de 1949.

PRODUCCIÓN: Nacional, distribuidas por Películas Mejicanas (Chile)

DIRECCIÓN: Fred Matter.

ARTISTAS PRINCIPALES: Chela Bon, Arturo Gonzálvez, Raúl Gardy, Nieves Yanko, Lautaro Murúa, Plácido Martín, Blanca Arce y Sonia Edwards.

CARÁCTER: Dramático.

HABLADA: En Castellano.

NÚMERO DE PARTES: Ocho.

CENSURA: Sólo mayores.

CLASIFICACIÓN: Corriente.

APRECIACIÓN COMERCIAL: 3 para 4.

DURACIÓN: Una hora y diez minutos.

ESTRENADA: Simultáneamente en Santiago, Valparaíso y Concepción; en Santiago en el Teatro Real (Premiére) Lunes 14 de Marzo.

CONCURRENCIA: Teatro lleno.

LOCALIDADES: Platea $ 20.

ASUNTO: Una pareja de eskiadores perdida en la alta cordillera, encuentra refugio en una vieja casa donde una anciana los atiende. Ellos pretenden llegar esa noche al hotel, acortando camino por el Paso Maldito, pero la anciana les relata la trágica historia de unos amores desgraciados en que un viudo anciano trata de arrebatarle con malas artes la novia a un muchacho, muriendo los tres en el paso. La historia termina con un sueño de la esquiadora, logrando todos llegar sanos y salvos al hotel.

BREVE COMENTARIO: Debemos advertir que a la premiére de esta cinta concurrió un público que llenaba totalmente las aposentadurías del Teatro Real y que estaba dispuesto a aplaudir más bien que a criticar. Los nombres de los protagonistas fueron aplaudidos por el público apenas aparecieron en el ecran. Hecha esta advertencia pasamos a hacer nuestro comentario. La acción se inicia como en las antiguas películas francesas haciendo mover la cámara en forma muy lenta a través de un panorama cordillerano helado hasta encontrar a los primeros protagonistas; pasan varios minutos sin que un sonido, menos una palabra altere el profundo silencio que rodea el principio de la película. De repente dos o tres frases en francés, con guión en castellano, sacuden al público. De ahí en adelante ya nada puede extrañarle; las pocas palabras que a continuación se escuchan en un castellano en que se nota el acento extranjero, desorientan por completo al espectador. Afortunadamente se han introducido en esa parte del film algunas escenas de sky que tienen como fondo el maravilloso panorama cordillerano, que atraen la atención del público por su belleza. La acción pasa a continuación a una casa vieja, lóbrega y demasiado oscura donde Nieves Yanko inicia el relato de “El Paso Maldito”. Empiezan a aparecer huasos, escenas camperas y un dueño de fundo de set. (Fuma en pipa) La trama amorosa desdibujada y vulgar, no tiene interés y por lo mal interpretada hace que el público tome ya como cómica la mayoría de las escenas. Tal vez la toma dela pelea entre el viudo dueño del fundo y el muchacho, sea una de las mejores, pues tiene ciertos visos de realidad. Lo demás siendo un poco consecuentes con el cine nacional, no vale la pena nombrarlo.

Recalcamos eso sí que la película pudiera decirse que es muda, pues los personajes apenas hablan; el diálogo total creemos que apenas llenaría dos carillas de block. La grabación de sonido es mala y casi inteligible. La fotografía a pesar que tiene algunos enfoques magníficos, es oscura y da la impresión de que fuera tomada a contraluz. Los escenarios interiores malos, pobres y ajenos a la construcción campera y sobre todo muy obscuros. En el reparto se destaca Chela Bon, a la que de ninguna manea le cuadra el papel, pero en fin actúa en forma desenvuelta, dice bien y sale airosa de su caracterización. Arturo Gonzálvez, regular, algo afectado y no logra compenetrarse de su papel. Lautaro Murúa, muy joven para galán; no se puede pedir a un muchacho de liceo que haga el papel de galán en una cinta, no tiene aplomo para las escenas de amor y sólo se limita a insinuarse, dando apariencias de timidez. Por lo demás no tiene escuela alguna de la manera de actuar y de decir sus parlamentos. Sonia Edwards es otra de las atracciones del film; de ella nada podemos adelantar pues aparte de su presencia física, dice muy poco y abre mucho los ojos. El resto del reparto, Raúl Gardy, canta muy bien una tonada y Nieves Yanko, Blanca Arce y Plácido Martín correctos en sus respectivos papeles. Como puede verse esta cinta no honra al cine nacional y más bien lo perjudica si se va a exhibir en el extranjero. Un director por muy hábil que sea no puede hacer el argumento, dirigir y producir y en este caso se justifica el dicho de quien mucho abarca poco aprieta. Debemos recalcar en este caso de cine nacional, el generoso aporte que ha hecho para el cine chileno, Películas Mejicanas (Chile) Cía. Ltda. que ha contribuido con todos los medios a su alcance para que nuestro cine sea una realidad. Comprendemos perfectamente este gesto de dicha sociedad, pero creemos que debían tomarse algunas garantías en estos casos, en bien del público y de los propios intereses. Creemos que esta cinta chilena es solo una más.

PROPAGANDA: Buena.

PARA EL PROGRAMA: Una nueva cinta nacional rodada en la alta cordillera en los maravillosos parajes de Portillo y sus hermosas canchas de ski. Una cinta en que aparece Chile y su cordillera, interpretada por Chela Bon, Sonia Edwards, Lautaro Murúa, Arturo Gonzálvez y Raúl Gardy.

 

Articulo publicado originalmente en
Boletín Cinematográfico, Viernes 18 de marzo de 1949.
Película relacionada
70 min.
Buscador Archivos
Por término, año o publicación
Archivos más leídos
foto
El Ferrocarril, Santiago, Miércoles 20 de febrero de 1895, p. 2.
foto
El Ferrocarril, Miércoles 26 de agosto de 1896, p. 2.
foto
La Patria, Iquique, 21 de mayo de 1897, p.3.
foto
El Nacional, Iquique, 30 de mayo de 1897, p.3.