ARCHIVOS
Nostalgia de la luz
Por Eduardo Rojas
Publicado en Revista El Amante. N¬ļ 228, Mayo 2011, Argentina.
‚ÄúEl presente no existe‚ÄĚ, dice el astr√≥nomo. La luz que nos trae la imagen de aqu√©l con quien dialogamos pertenece al pasado. Quien ama am√≥ ayer; quien mata mat√≥ una luz venida de otro tiempo. La revelaci√≥n del astr√≥nomo que mira el cielo desde la altura est√©ril de Atacama nos golpea con su vastedad c√≥smica, desbarata nuestras √≠nfimas certidumbres y nos entrega a un oc√©ano infinito en donde navegan nuestras emociones. √Čse es, apenas, el comienzo de la √ļltima pel√≠cula de Patricio Guzm√°n. Mirada desde el altiplano en donde las estrellas, luz del pasado, brillan como si existieran; comprender que aqu√≠ en la tierra, a nuestro alrededor, nos llaman restos de un pasado cercano, atroz, que claman por nuestra atenci√≥n y nuestro amparo.

La dictadura de Augusto Pinochet utiliz√≥ las alturas de Atacama para martirizar a detenidos en un campo de concentraci√≥n , para matarlos, para enterrar sus restos y hacerlos desparacer. En el desierto pedregosos, las mujeres, deudos de aquellos m√°rtires, buscan los restos de aqu√©llos que amaron; madres, esposas, hermanas. Huesos partidos, zapatos, alg√ļn harapo; pedazos que guardan memoria de √≠ntimos afectos. Una voz en off, la del propio Guzm√°n, sobria, c√°lida en su recato, conduce el relato que hermana las b√ļsquedas de cient√≠ficos y deudos, que devela su temprano fervor por la astronom√≠a, que enseguida transita por la historia de Chile, la pol√≠tica, la dimensi√≥n social y humana de la experiencia socialista de Salvador Allende, todos los fervores revolucionarios que lo acompa√Īaron. Y la dictadura pinochetista que acab√≥ con ellos. Lo hace con una cadencia narrativa de una delicadeza y una empat√≠a con los protagonistas elegidos tales que disuelve las distancias entre la b√ļsqueda de contornos metaf√≠sicos de astr√≥nomos y arque√≥logos, y las mujeres agraviadas por la ausencia. El pasado es el com√ļn continente que los hermana. No hay dogmatismo, ninguna conclusi√≥n se impone al espectador. El arquitecto que recrea metro a metro, con la memoria de sus pasos, el plano de la barraca concentracionaria que lo encerr√≥ dibuja signos que leer√°, ma√Īana, el arque√≥logo, mientras se hermana con el astr√≥nomo que traza el mapa estelar. Todos nuestros ayeres devienen en presente, ilusoria estaci√≥n de paso de nuestros afanes, para llegar a la otra dimensi√≥n temporal posible, el futuro: la joven astr√≥noma hija de desparecidos que testimonia su orfandad asistida por sus abuelos, mientras pare hijos para continuar la marcha de la enorme maquinaria de estrellas y dolores que constelan nuestras vidas.

Articulo publicado originalmente en
Revista El Amante. N¬ļ 228, Mayo 2011, Argentina.
Película relacionada
90 min.
Persona relacionada
11 de agosto de 1941
Santiago, Chile
Buscador Archivos
Por término, año o publicación
Archivos más leídos
foto
El Ferrocarril, Santiago, Miércoles 20 de febrero de 1895, p. 2.
foto
El Ferrocarril, Miércoles 26 de agosto de 1896, p. 2.
foto
La Patria, Iquique, 21 de mayo de 1897, p.3.
foto
El Nacional, Iquique, 30 de mayo de 1897, p.3.
Archivos recién ingresados
foto
Revista Ecran, n¬ļ 1868, 22 de noviembre de 1966.
foto
Revista Ecran, n¬ļ 1906, 15 de agosto de 1967.