ARCHIVOS
¡Ya tenemos los primeros dibujos animados chilenos!
Por Revista VEA
Publicado en Revista VEA, Nº130, Santiago, 8 de octubre, 1941.

¡Ya tenemos los primeros dibujos animados chilenos!

DISNEY ha tenido la más grata de las sorpresas al saber que en Chile, en el último rincón de la tierra, además de la nota de humor que recibió a su llegada con el pato y la laucha vivos, que le entregaron los muchachos de “VEA”, dibujantes chilenos le mostraron lo que se había hecho en materia de dibujos animados. Sin más capital que unos cuantos tarros parafineros, cartón, papel celuloide y . . . entusiasmo, se ha logrado hacer una película completa de monos animados. Disney, que es la primera autoridad en la materia que hay en el mundo, les dijo a los dibujantes nuestros que él había iniciado sus labores con un material semejante. Y dejó, al estrecharlas la mano, una nota de optimismo y de franca cordialidad y estímulo.

EN UNA CASA de la calle Lira hay un refugio de soñadores y artífices de la fantasía. Un departamento pequeño en el cual existen la agitación y nerviosidad de un hormiguero humano. Muchachas inclinadas sobre tableros de dibujos, huinchas de celuloide dispersas por el piso, centenares de “monos” tendidos en un extremo a otro de las habitaciones, dando la impresión de un solar de lavandería. Y allí se hace la primera película de dibujos animados de Sudamérica. Así como Walt Disney trazó las primeras líneas de sus dibujos en una salita cualquiera iluminada por una ampolleta huérfana, e instrumentos rudimentarios improvisados en tarros parafineros y cajas de cartón, Carlos Trupp y Jaime Escudero, este último trabajó en “VEA”, estudiantes de Arquitectura de la Universidad Católica, empezaron a hacer sus monos a la luz del sol, en una terraza que parecía residencia de locos e ilusos.

C O M O  T R A B A J A N

El filmar una cinta de dibujos animados requiere un gran desembolso de capitales, dibujantes y materiales. Y estos muchachos se lanzaron a la tarea de filmar la primera película de “monos” animados hace dos años con la ayuda monetaria de algunos trabajos particulares que hacían para su compañeros de la Universidad. Con la ayuda de una máquina filmadora antiquísima, Carlos Trupp y Jaime Escudero han filmado una buena parte de sus dibujos. Y el procedimiento es el mismo que utiliza Walt Disney en sus estudios de Hollywood.

E L  P R O C E D I M I E N T O

Sobre un trozo de celuloide se dibujan las figuras que han de filmarse. Los paisajes, fondos, escenario, se dibujan en otra huincha aparte que, sobre las figuras, da la idea exacta de ubicación que se quiere dar al personaje. Cada movimiento es un cuadro que se filma. Por medio de un mecanismo especial ideado por estos muchachos chilenos, la vieja máquina filmadora filma cada cuadro separadamente, para darles después la continuidad y movimiento que requiere la cinta. La ubicación de las figuras varía en milésimas de milímetro, y así un salto, de un paso, el movimiento de un brazo, requiere u trabajo pacienzudo de varios minutos y a veces hasta horas.

Luego de la filmación viene el trabajo de desarrollo en el cual se utiliza hasta el baño de la casa.

E L  A R G U M E N T O

Este film tendrá una duración aproximada de ocho minutos, basada en un motivo musical chileno, que interpretan “Los Quincheros”. Los personajes principales de esta cinta son cuatro: el huaso “Ño Benaiga” y su caballo “Vivo el ojo”; Clarita, la estrella del film; el cóndor “Copuchita” y el puma “Manihuel”. La cordillera de los Andes recobra vida en los dibujos animados. El argumento enfoca a una caravana que atraviesa nuestros campos, mientras la música y las voces de “Los Quincheros”, dicen:

“Baja el agüita cantando

por las orillas del río,

trayendo hojitas de peumo,

tan claritos como el día . . . “

 

________

 

ASI COMENCÉ YO, LES DIJO DISNEY

 

-ASI me inicié yo- les dijo el gran dibujante a los muchachos chilenos cuando le mostraron los monos animados. Al comienzo tenía únicamente unos cuantos tarros parafineros, tinta china, cartones y un entusiasmo fantástico. Los monos tuvieron éxito. Los directores vieron en ellos una ironía que tenía carácter internacional y que podía llegar a todos lo públicos. De allí el éxito de las nuevas cintas . . . Sigan adelante.

19411008_vea_stgo_Escudero_Trupp_FOTO01_baja.jpg19411008_vea_stgo_Escudero_Trupp_FOTO03_baja.jpg

19411008_vea_stgo_Escudero_Trupp_FOTO02_baja.jpg

 

_____

Nota: El texto ha sido transcrito respetando la ortografía que presenta el artículo original.  

Articulo publicado originalmente en
Revista VEA, Nº130, Santiago, 8 de octubre, 1941.
Película relacionada
- min.
Persona relacionada
23 de junio de 1914
Santiago, Chile
Archivos relacionados
foto
Revista Ecran, Nº562, Santiago, 28 de octubre, 1941.
foto
Revista Ercilla, Nº345, Santiago, 10 de diciembre, 1941.
foto
Revista Ercilla, Nº399, Santiago, 23 de diciembre, 1942.
foto
La Nación, Santiago, 24 de diciembre de 1942.
Buscador Archivos
Por término, año o publicación
Archivos más leídos
foto
El Ferrocarril, Santiago, Miércoles 20 de febrero de 1895, p. 2.
foto
El Ferrocarril, Miércoles 26 de agosto de 1896, p. 2.
foto
La Patria, Iquique, 21 de mayo de 1897, p.3.
foto
El Nacional, Iquique, 30 de mayo de 1897, p.3.
Archivos recién ingresados
foto
Revista Ecran, nº 1868, 22 de noviembre de 1966.
foto
Revista Ecran, nº 1906, 15 de agosto de 1967.