ARCHIVOS
El gran acontecimiento cinematográfico nacional de hoy en los teatros Septiembre, Brasil, Esmeralda y O´Higgins
Por El Mercurio
Publicado en El Mercurio, Santiago, 1 de septiembre de 1925

Una demostración del grado de progreso que hemos alcanzado en cinematografía se evidencia hoy con la resolución de la empresa Valenzuela Basterrica  y Cía de estrenar en su día de honor en sus cuatro teatros de esta capital y en competencia con las más grandes producciones del cine americano, una producción nacional.

Este hecho es más significativo que todo lo que pudiera decirse en alabanza de la película nacional, pues ello está demostrando que ya nuestras cintas han alcanzado un grado tal de perfección que una empresa de los capitales y prestigios de la Valenzuela Basterrica y Cía, poseedora de los más grandes y modernos  teatros del país, prefiera una cinta nacional a una extranjera y todavía se lance valientemente a la competencia con las más grandes obras producidas el año pasado en Estados Unidos.

Esta decisión también es justificada, pues “Rayo invencible” por su trama original y audaz marca una etapa en la evolución de nuestra incipiente cinematografía y poco a poco va tomando posesión de todos los campos argumentales del cine. La aventura finamente delineada y en donde hay pasión, calor y fuerza de sugestión, esa es la raigambre básica de “Rayo invencible”. El amor y el deber son los dos pilares en que descansa la tesis del argumento de “Rayo invencible” y su desarrollo es la más plena demostración de que por fin nuestros cinematografistas han encontrado “su camino a Damasco”.

Los intérpretes

Como protagonista actúa don Sergio Lecaros Fernández, una de las figuras deportivas de más relieve que hay en el país y que tomó a su cargo el rol de jockey Juan Pérez, haciendo una verdadera creación del tipo de ese jinete bueno, honesto y sentimental. Como leading woman, actúa Betty Navarrete Velasco bella figura de mujer y que da relieve a un simpático rol de cigarrera.  Lilian Guzmán, interesante figura femenina, actúa en un rol vampiresa con mucho acierto y picardía. Don Salvador Morandé Vicuña, da especial relieve y distinción a su simpático papel de propietario del crack  “Rayo invencible”, como igualmente don Fernando Morandé Dávila en su brillante rol de galán, amigo de la diversión y del placer. Alfonso Sutil Prieto hace un trabajo magnífico caracterizando con mucha habilidad el tipo inescrupuloso, dueño de caballos de carrera. Colaboran con estas figuras Carlos Salinas Cerda, Camilo Ramírez, Carlos de Landa, José Ribes, Augusto Tiozzo y el niño Perico Langlois Délano. Un grupo de jinetes profesionales, entre los que recordamos a Andrés Molina, Víctor Jara, los Ramírez Baeza, Guerra, Rebolledo, González, Alarcón, y varios otros que tienen una participación importante en el desarrollo del gran clásico Internacional, donde sufren caídas el protagonista y el profesional Andrés Molina.

Los escenarios

Jorge Délano Frederick (Coke) es el autor y director de la película y la filmación la ha tenido Esteban Artuffo, el más preparado de nuestro cameraman, y, además, el que cuenta con máquinas más modernas en la materia.

“Rayo invencible” se estrenará hoy en las dos funciones de los teatros Septiembre, Brasil, Esmeralda y O´Higgins, con acompañamiento de música especial.

Articulo publicado originalmente en
El Mercurio, Santiago, 1 de septiembre de 1925
Película relacionada
- min.
Persona relacionada
4 de diciembre de 1895
Santiago, Chile
Buscador Archivos
Por término, año o publicación
Archivos más leídos
foto
El Ferrocarril, Santiago, Miércoles 20 de febrero de 1895, p. 2.
foto
El Ferrocarril, Miércoles 26 de agosto de 1896, p. 2.
foto
La Patria, Iquique, 21 de mayo de 1897, p.3.
foto
El Nacional, Iquique, 30 de mayo de 1897, p.3.