ARCHIVOS
El estreno de…”Pueblo chico infierno grande” batió ayer todos los récords de éxitos cinematográficos
Por El Mercurio
Publicado en El Mercurio, Santiago, 22 de abril 1925

Sumamente grato para nosotros es dar cuenta del triunfo amoroso conseguido por la nueva película chilena en su estreno de ayer en los teatros de la empresa Valenzuela Basterrica y Cía.

Mucho antes de empezar las exhibiciones las localidades fueron agotadas y se hizo necesaria la intervención de la policía para despejar el foyer de gente que luchaba por entrar de cualquier manera.

Pero lo extraordinario fue el rito de la boletería no lo fue menos triunfo artístico. La gente estaba entusiasmada y fueron numerosas las ocasiones en que la cinta fue aplaudida. El final fue una frenética ovación.

La reclame no ha sido exagerada al anunciar que esta obra es la mejor película chilena y la más chilena de ellas. Francamente no hay reproche que hacerle. El argumento es apasionante  y humano, la interpretación es correcta y la fotografía nítida y pareja. No hay anacronismo ni impropiedades. Los paisajes, bellísimos, han sido escogidos con clara visión de artista.

Si grande fue el triunfo conseguido por Nicanor de la Sotta con “Golondrina”, mucho mayor será el que seguirá obteniendo con “Pueblo chico”.

El éxito no está limitado solamente a nuestra tierra, sino que lo repetirá en todo el mundo convirtiéndose la película en un fiel exponente de nuestro progreso en materia de arte cinematográfico.

elmercurio4_22041925.jpg

La característica más notable, el mérito más digno de comentario, fuera de los atributos generales que debe tener una película, es su chilenidad. Hay en ella algo de nativismo de los cuentos de Mariano Latorre, un nativismo sano y verdadero que no llega nunca hasta la chabacanería. Quien vea “Pueblo chico, infierno grande”, conocerá el alma de nuestra tierra, mezcla de bravura y de sentimiento.

La intriga dramática tiene algo de “El gran galeoto”. Es un drama basado en los trágicos resultados del pelambre, vicio que en los pueblos chicos casi constituye una ocupación femenina. Una honesta joven es puesta en la picota del escándalo porque su familia ha recogido en su casa a dos amigos y protegidos y porque el marido  no se preocupa de ella por pasarse en juergas en malas compañías.

Haydée  Recabarren, Ernestina Estay, Nicanor de la Sotta, Plácido Martín, Hernán Corona, Adolfo Urzúa Rosas, y otros artistas cuyos nombres se nos escapan, están correctísimos en sus roles. Por su parte, los formidables “guatones” Paco Ramiro (El comandante), Chao (el Alcalde), Evaristo Lillo (el Pájaro), y Armando Martínez (el cantinero), hacen sendas creaciones cómicas de sus papeles.

Esteban Artuffo, merece el más franco aplauso por su trabajo fotográfico. No hay pero que sacarle a su fotografía. No solamente es nítida, sino que ha hecho “florituras” con iras y encuadres e intercalaciones de preciosos paisajes.

Nicanor de la Sotta, se ha revelado una personalidad del arte cinematográfico en su triple trabajo de autor, director y protagonista.

“Pueblo chico, infierno grande”, se repetirá hoy en vermouth y noche en los teatros Esmeralda, O´Higgins y Brasil con el mismo hermoso acompañamiento orquestal que ayer.

Articulo publicado originalmente en
El Mercurio, Santiago, 22 de abril 1925
Película relacionada
Persona relacionada
1893
Vallenar, Chile
Archivos relacionados
foto
Las Últimas Noticias, Jueves 27 de mayo de 1926.
Buscador Archivos
Por término, año o publicación
Archivos más leídos
foto
El Ferrocarril, Santiago, Miércoles 20 de febrero de 1895, p. 2.
foto
El Ferrocarril, Miércoles 26 de agosto de 1896, p. 2.
foto
La Patria, Iquique, 21 de mayo de 1897, p.3.
foto
El Nacional, Iquique, 30 de mayo de 1897, p.3.
Archivos recién ingresados
foto
Diario La Nación, 2 de octubre de 1992.
foto
Diario La Nación, 2 de octubre de 1992.
foto
Diario La Época, 22 de julio de 1990.