ARCHIVOS
Los Testigos
Por Sergio Salinas
Publicado en Revista Primer Plano, nº1, verano de 1972
Mucho se ha comentado que el estreno de la película de Elsseser llegó tarde, ya que una ley reciente ha creado los mecanismos tendientes a la solución de problemas como el que trata el filme (lo que ha determinado también la inserción de un breve comentario explicativo al comienzo de la cinta). No obstante, esta “obsolescencia” de la película chilena es efectiva en cuanto a que el realizador se limitó estrictamente a tratar el problema de los llamados “loteos brujos”, de las estafas de que se hizo victima a gente modesta que trataba de adquirir un terreno donde vivir. Pero Elsseser no profundizó las posibilidades de realizar, bajo esa anécdota, un estudio de las características sociales, psicológicas, morales de un vasto sector de chilenos, de penetrar en la vida y mentalidad del hombre de la población marginal, de la “callampa”.

Con todo, algo de esto se advierte, proveniente, principalmente, del argumento; el filme logra recoger, por la misma índole del tema, ciertas connotaciones de conducta de sus personajes: la abulia, la apatía del chileno, su actitud pasiva y contemplativa, la mezcla de una agresividad solapada con una pusilanimidad, un temor neurótico a comprometer de alguna manera su seguridad. Pero, al igual que la película de Helvio Soto, que también se comenta en estas páginas, se puede reprochar a Elsseser su apego a una intención demasiado obvia, su falta de vuelo, de imaginación, que le impide explorar, profundizar un material que se le escurre entre las manos.

Digamos, no obstante, que dentro de sus limitaciones el filme se desenvuelve en un nivel de dignidad y corrección. Revela un oficio poco común en el cine chileno, incluso en el empleo de elementos como el “flash-back” -en el que suelen naufragar hasta directores experimentados- y que Elsseser utiliza sin excesos ni pedanterías, integrándolos a un modo de narrar sencillo y funcional. Es destacable, también, la interpretación, bastante sobria y ajustada (exceptuando algunos momentos melodramáticos hacia el final) y en la que sobresale, una vez más, Nelson Villagra, sin lugar a dudas el mejor actor de cine que tiene Chile en estos momentos.

Articulo publicado originalmente en
Revista Primer Plano, nº1, verano de 1972
Película relacionada
77 min.
Persona relacionada
Archivos relacionados
foto
Revista Telecran, nº 86, 30 de abril al 6 de mayo de 1971
foto
Telecran, nº 94, 25 de junio al 1 de julio de 1971
foto
Revista Ercilla, 16 de julio de 1973.
foto
Revista Primer Plano, nº2, otoño de 1972
Buscador Archivos
Por término, año o publicación
Archivos más leídos
foto
El Ferrocarril, Santiago, Miércoles 20 de febrero de 1895, p. 2.
foto
El Ferrocarril, Miércoles 26 de agosto de 1896, p. 2.
foto
La Patria, Iquique, 21 de mayo de 1897, p.3.
foto
El Nacional, Iquique, 30 de mayo de 1897, p.3.
Archivos recién ingresados
foto
Diario La Nación, 2 de octubre de 1992.
foto
Diario La Nación, 2 de octubre de 1992.
foto
Diario La Época, 22 de julio de 1990.