ARCHIVOS
Conversando con Jorge Infante
Por Julio Alberto
Publicado en El Mercurio, Santiago, Miércoles 22 de abril de 1925

SU INICIACIÓN EN EL CINEMATÓGRAFO - UN MOMENTO DE ANGUSTIA - ¿PERO DONDE ESTA MI CIGARRERA? - HOMBRES DE ESTA TIERRA - NO METAS TANTO RUIDO - UN "GROGGI" DE TODOS COLORES - LA CONSAGRACION - LA CINEMATOGRAFÍA NACIONAL - MARTIN RIVAS.

-¿Deseas hacerle un interviú?... Pues aquí lo tienes.

-Jorge Infante, Julio Alberto. Un apretón de manos y seguimos caminando por la tumultuosa calle.

Mi acompañante explica el objeto de nuestra presentación.

Coke, como cariñosamente lo llaman sus amigos, sonríe, piensa un momento.

- Mire Ud., Julio Alberto, me dice... No creo que mi vida y algunas anécdotas de mi carrera cinematográfica puedan interesar al público. Se ha escrito tanto sobre la vida de los actores extranjeros que...

-¿Es modestia?

-No. Sería demasiada pretensión. Además Uds. los periodistas son bastante indiscretos. Es peligroso hacerles confidencias.

-¿Por qué?

Se explica. Lo observo. Es alto, flexible, esbelto, de rasgos varoniles y bien trazados. Viste correctamente.

No es prudente hablar de sí mismo.

Insisto.

-¿Entonces confío en su discresión?

-No tema Ud.

-¿......?

-Mi iniciación en el cinematógrafo fué como la de casi todos nuestros actores, es decir, por casualidad. Fernando Correa y Carlos Francisco Borcosque se habían asociado para hacer una película deportiva a base de un boxeador de fama. Todo estaba arreglado. Borcosque tomaría la dirección técnica y artística del negocio. Empezaron los ensayos para hacer la selección de los actores. Muchos aficionados a la escena muda desfilaron por los nuevos estudios; pero ninguno satisfacía al flamante director. En esa circunstancia fuí presentado a Borcosque, quien me propuso darme, en la película, un papel de relativa importancia. Al principio me negué; pero en vista de las exigencias y del entusiasmo que tenía por el cinematógrafo decidí trabajar. Aquí viene lo terrible.

-¿......?

-Sí, me ensayaron. El día indicado para la prueba me presenté en el talle. Había mucha animación... carreras, golpes de martillos, voces de mando, gritos, etc., etc. Aquello era el infierno. Borcosque me llevó a un camarín, me pintó y después de recibir algunos acertados consejos, me encontré frente a la máquina filmadora. Este ha sido el momento más angustioso de mi vida.

-¿......?

-Sí, había muchos curiosos. Esto me ponía los pelos de punta.

-¿......?

-Natural. Abundaban los comentarios y no creo que todos fueron favorables.

-¿......?

-La escena era bastante sencilla. Tenía que encender un cigarrillo y mirar cómo se iban las volutas de humo. Esto era todo. Sin embargo, cuando la máquina se puso en movimiento, no me acordé de nada. Qué nervios. Me registré los bolsillos... ¿Dónde está mi cigarrera? me preguntaba. ¿La he perdido?... No puede ser... Entonces Borcosque me gritó: La tiene en el bolsillo del pantalón. Efectivamente. Una carcajada general e irónica saludó a mi desastroso debut.

-¿......?

-Después con más tranquilidad pude hacer algunos ensayos a entera satisfacción del director.

-¿......?

-Por varias circunstancias no se pudo hacer; pero Borcosque empezó por su cuenta la elaboración de la película "Hombres de esta tierra". Con esta cinta me inicié en el arte mudo.

-¿......?

-Fué nada más que un ensayo.

-¿......?

-La crítica y el público fueron benevolentes.

-¿......?

-Jamás quedo contento con mi actuación. Siempre tengo algo que aprender. Es la única forma de superarse.

elmercurio42_22041925.jpg

-¿......?

-El día del estreno de "Hombres de esta tierra" se dió cita en el Splendid una numerosa concurrencia. Roandelli y yo nos metimos detrás de las cortinas para oir los comentarios del público. De repente, mi compañero me dice: "No metas tanto ruido que nos pueden ver". Es el corazón le respondí. Era verdad. El pobre palpitaba con mucha violencia.

-¿......?

-La emoción de todo actor que se presenta por primera vez al público.

-¿......?

-Mi segunda película, fué "Traición".

-... Su trabajo no sólo mereció los aplausos de la crítica nacional, sino también fué muy comentado en el extranjero. Hace pocos días tuve la satisfacción de leer en una revista cubana un artículo muy elogioso para Ud. El cronista lo conceptúa como uno de los actores más completos de la cinematografía sudamericana.

-Es muy exagerado ese cronista, objeta.

-¿......?

-Filmábamos una de las escenas culminantes de "Traición". Debía sostener un combate a puño limpio nada menos que con Luis Vicentini. Empezamos. La lucha era reñida. En un violento cambio de golpes, mi contendor me alcanzó con un terrible punch en la barba. Ví estrellas de todos colores, Vicentini pareció no darse cuenta de mi estado, porque continuó su tarea demoledora. Completamente "groggy" me lancé contra mi adversario y haciendo un gran esfuerzo le disparé por los aires. Cayeron las decoraciones, sepultándonos a todos. Cuando levantaron los escombros encontramos a Panchito Borcosque abrazado a su máquina filmadora.

-¿......?

-Veo con gran satisfacción que la cinematografía nacional mejora día a día. Dado el éxito artístico y económico que han tenido las últimas producciones no es aventurado creer que en poco tiempo más Chile será uno de los países sudamericanos de mayor producción cinematográfica.

-¿......?

-En la interpretación de "Martín Rivas", he puesto todo mi entusiasmo. Es el personaje que he encarnado con más cariño. En él hay algo de mi propia vida.

-¿......?

-¿Quién puede estar seguro del éxito?

Articulo publicado originalmente en
El Mercurio, Santiago, Miércoles 22 de abril de 1925
Película relacionada
- min.
Persona relacionada
9 de septiembre de 1894
Valparaíso, Chile
10 de enero de 1897
Concepción, Chile
Archivos relacionados
foto
Pantalla y Bambalinas, Santiago, Nº1, Enero de 1926.
foto
Las Últimas Noticias, Jueves 27 de mayo de 1926.
foto
El Mercurio, Santiago, Martes 16 de Junio de 1925.
Buscador Archivos
Por término, año o publicación
Archivos más leídos
foto
El Ferrocarril, Santiago, Miércoles 20 de febrero de 1895, p. 2.
foto
El Ferrocarril, Miércoles 26 de agosto de 1896, p. 2.
foto
La Patria, Iquique, 21 de mayo de 1897, p.3.
foto
El Nacional, Iquique, 30 de mayo de 1897, p.3.
Archivos recién ingresados
foto
Revista Ecran, nº 1868, 22 de noviembre de 1966.
foto
Revista Ecran, nº 1906, 15 de agosto de 1967.