ARCHIVOS
[Reporte] La Esposicion de Animales
Por El Mercurio
Publicado en El Mercurio, Santiago, 10 de noviembre, 1907, p.2

LA ESPOSICION DE ANIMALES

___________

La Esposicion de Animales efectuada en el presente año, ha tenido una importancia mucho mayor que todas las que se han venido sucediendo desde tiempo atrás, no tanto por el número y valor de los animales espuestos, sino que principalmente por el número de los criaderos que han concurrido, lo que viene a demostrar el mayor interés que se ha despertado en nuestros agricultores por el mejoramiento de nuestras razas. En efecto, la Esposicion estaba representada por 22 criaderos de vacunos, 27 de caballares, 15 de ovejunos y 5 de caprinos. Hai que advertir que hace 15 años sólo concurrían 2 criaderos de vacunos.

Sin embargo, entre los animales expuestos, principalmente entre los vacunos y cabalgares, notamos un vacío que nos vamos a permitir observar, no con espíritu de crítica, pero sí como verdaderos interesados por estas dos industrias, que son de capital importancia para el país. Entre los vacunos sólo hemos tenido ejemplares casi únicamente de la raza Durham; los Lincoln formaban un grupo mucho menor, y los holandeses, únicamente representados por sólo un toro. Comprendemos perfectamente que nuestros agricultores hayan elejido para mejorar la raza a la mas noble que existe, como es la Durham, como lo han hecho también Estados Unidos, Canadá, Arjentina, etc.; pero al mismo tiempo creemos que no es posible exijir de un animal que es tan susceptible al clima y sobre todo a la alimentación, desarrolle sus facultades y prospere en toda la estension del pais. Es a este punto que queremos llamar principalmente la atención a los directores de la Sociedad Nacional de Agricultura, de la necesidad que hai en estimular la introducción de animales adecuados a nuestros campos pobres o de rulo y de partes altas donde la temperatura no es favorable al desarrollo del Durham.

Las condiciones necesarias al Durham para dar los resultados a que está destinado, son, además de un clima húmedo y de pocas transiciones en su temperatura, de una alimentación mui esmerada, siendo estos dos factores a los que debe su gran poder de precocidad. Cuando estos faltan, los animales no se desarrollan, dejeneran y casi siempre parecen víctimas de enfermedades causadas por el debilitamiento mismo. Consideraciones de esta misma especie es porque la Francia, después de los grandes favores que le había dispensado a esta raza, le han tenido que abandonar. Se nos dirá que por medio de un cruzamiento contínuo se podría llegar a obtener animales adecuados para todas las zonas del país, no lo dudamos, pero si consideramos que los frutos los veríamos después de largos años de trabajo, como lo demuestran las diversas tentativas que en diversos países se han hecho con este objeto. La misma Inglaterra se dedica principalmente al cruzamiento de primera jeneracion o cruzamiento industrial, y que consiste en cruzar vacas criollas con toros Durham y esplotar las crías sin destinarlas a la reproducción, resultando “individuos” que con una buena alimentación producen excelentes animales, precoces, de fácil engrasamiento, y que rinden mucho.

No queremos seguir desarrollando este punto, temerosos de que se nos crea enemigos de la propagación de la raza Durham; mui por el contrario la estimamos que es la llamada a venir a ocupar un lugar preferente en la zona centro, sur y norte del país, pero consideramos, como lo hemos indicado ya, que debe darse a la industria ganadera un mayor impulso en las zonas de la costa y la cordillera con la introducción de animales más rústicos que los que tratamos.

Otro punto que consideramos de mucho interés seria la adopción de un premio para los animales de engrasamiento, tal como se da en Paris en la célebre fiesta de la grasa; esto serviría no sólo de estímulo para los concurrentes, sino de un verdadero estudio de la demostración de la mayor o menor eficacia de los alimentos. La implantación del “champion chileno” conjuntamente con los premios para los animales mestizos, eran dos necesidades que se hacían sentir desde tiempo atrás.

Respecto a los reproductores cabalgares, se encontraban representados por mayor variedad que los vacunos. Los Hackney figuraban, sin embargo; en mayor número, siendo a nuestro modo de entender, animales de poco porvenir en el país, y si es verdad que en la marcha y configuración del animal encontramos cierta elegancia, el mismo sistema de braceo a que están acostumbrados, lo hace ser de poca duración, fácilmente se tachan, quedando mui pronto inutilizados.

Sobre este respecto creemos que es el Gobierno el llamado a tomar la iniciativa para la formación de animales de silla y de tiro para el Ejército, repitiendo los medios, como son las escuelas agrícolas; debería encargar reproductores adecuados, que se encargarían de hacer el servicio a un precio bajo y sometiéndose las erias a un rejistro especial, formando así una base o tipo donde se pudieran seleccionar mas tarde los animales que se necesiten.

Al terminar, no podemos menos que felicitar a los diferentes criaderos que tomaron parte en este torneo; como asimismo a los directores de la Sociedad Nacional de Agricultura, por los resultados que, gracias a su iniciativa, se han conseguido.

 

– 

 Nota: El texto ha sido transcrito respetando la ortografía que presenta el artículo original.  

Articulo publicado originalmente en
El Mercurio, Santiago, 10 de noviembre, 1907, p.2
Película relacionada
Archivos relacionados
foto
Diario La Unión, 10 de noviembre de 1907
foto
Diario La Unión, 13 de noviembre de 1907
foto
El Ferrocarril, Santiago, 10 de Noviembre, 1907.
Buscador Archivos
Por término, año o publicación
Archivos más leídos
foto
El Ferrocarril, Santiago, Miércoles 20 de febrero de 1895, p. 2.
foto
El Ferrocarril, Miércoles 26 de agosto de 1896, p. 2.
foto
La Patria, Iquique, 21 de mayo de 1897, p.3.
foto
El Nacional, Iquique, 30 de mayo de 1897, p.3.
Archivos recién ingresados
foto
foto
Revista Ecran, nº 1868, 22 de noviembre de 1966.
foto
Revista Ecran, nº 1906, 15 de agosto de 1967.