ARCHIVOS
En la huella del cine chileno: Peligrosas escenas se filmaron para “Canta y no llores, corazón”, en 1925
Por Mario Godoy Quezada
Publicado en Revista Ecran, nº1862, 11 de octubre de 1965.

1925 fue el año de mayor producción de la trayectoria del cine mudo nacional, con 16 obras en la cartelera. “Canta y no llores, corazón” fue la última que se realizó ese año.

Fue dirigida y protagonizada por Juan Pérez Berrocal, realizándose el estreno en el Teatro Victoria de Santiago el 28 de diciembre.

La fotografía estuvo a cargo de Gustavo Bussenius, y el resto del reparto estuvo formado por Clara del Castillo, esposa del director, que a la vez también había escrito el argumento; Tomás Medina, José Domenech, Tom Makey, Pedro N. Eguiluz, Antonio Pellicer, Amparo Alsina, Alberto Sealla, Eduardo Varela, Emilio Muñoz, Carlos Fuica y Alberto Flores. El sello productor fue la Apolo films, fundado el año anterior en Concepción.

ESCENAS SIN TRUCOS

En esta cinta se rodaron algunas escenas de verdadero peligro. Una de ellas mostraba a Juan Pérez Berrocal luchando cuerpo a cuerpo en la mitad del puente sobre Malleco con el “traidor”, interpretado por Tomás Medina. El “héroe” había sido herido por éste, pero así y todo había logrado intercambiar algunos golpes de puños, después de lo cual lograba lanzarlo al agua. Herido y agotado caía sin sentidos encima de los rieles. Aquí aparecía en escena Clara del Castillo, su hermana en la obra, quien aterrorizada ante el peligro que enfrentaba su hermano, pues ya escuchaba en la lejanía los pitazos del tren, corría a socorrerlo.

El maquinista del tren había sido advertido en la estación de Collipulli que si veía gente en la pasada del puente no se preocupara, pues sabrían hacerse a un lado oportunamente. Estaban filmando una película.

Pero a todo esto, los nervios traicionaron a la joven. Las fuerzas no le obedecían, siendo en vano sus intentos por sacar a su hermano de la zona de peligro, mientras el camarógrafo hacía correr el celuloide…¡cuando sintió estremecerse el puente! Había hecho su aparición el tren, y su hermana cinematográfica no lograba sacarlo a un lado. Sabía que no podía moverse por sí mismo, ya que echaría a perder la escena. Tendría que ser ella quien lo sacara. Empezó a temblar, y ella también. No era para menos. La máquina venía a cincuenta metros ya…¡era algo terrible, pero de pronto, como en medio de una pesadilla, sintió deslizarse a un costado para un segundo después sentir algo que pasaba como una tromba a su lado. Un sudor frío le corrió por el cuerpo. A él y a ella. Al recordar la anécdota, el realizador acota: “Así hacíamos cine antes”.

ecranmg3_11101966.jpg

Articulo publicado originalmente en
Revista Ecran, nº1862, 11 de octubre de 1965.
Película relacionada
Persona relacionada
25 de mayo de 1898
Málaga, España
Archivos relacionados
foto
El Mercurio, Santiago, Miércoles 16 de diciembre de 1925.
foto
Las Últimas Noticias, Jueves 27 de mayo de 1926.
foto
El Mercurio, Santiago, Lunes 28 de diciembre de 1925.
Buscador Archivos
Por término, año o publicación
Archivos más leídos
foto
El Ferrocarril, Santiago, Miércoles 20 de febrero de 1895, p. 2.
foto
El Ferrocarril, Miércoles 26 de agosto de 1896, p. 2.
foto
La Patria, Iquique, 21 de mayo de 1897, p.3.
foto
El Nacional, Iquique, 30 de mayo de 1897, p.3.
Archivos recién ingresados
foto
Diario La Nación, 2 de octubre de 1992.
foto
Diario La Nación, 2 de octubre de 1992.
foto
Diario La Época, 22 de julio de 1990.