ARCHIVOS
Hoy se estrena en el Imperio “La tarde era triste”
Por El Mercurio de Valparaíso
Publicado en El Mercurio, Valparaíso, 30 de octubre de 1924.

Hoy en vermut y noche se estrenará en el Teatro Imperio una nueva producción cinematográfica nacional, presentada por la casa Romero Stade Filme de Valparaíso, con el título de “La tarde era triste”, basada en el argumento original del autor y actor nacional Luis Romero y Z.

Se trata en esta película de una emocionante historia de una sencilla muchacha poblana, Flor del Valle, que asediada por los hombres y agobiada por el dolor que le había producido la trágica muerte de su anciana madre, hubo de huir del pueblecito que la viera nacer; pero una horrible tempestad como no recordaban otra igual los viejos campesinos, sorprendió a Flor del Valle, que agotada y extenuada por el cansancio cayó en estado inconsciente a la puerta de un doctor de fama.

Una misteriosa voz anunció al doctor Salas que en la puerta de su casa una mujer moría de frío, y el buen hombre corrió presuroso a prestarle ayuda, llevándola al Hospital de San Agustín, en donde las monjitas dieron un tibio lecho al casi inanimado cuerpo de Flor del Valle.

A esta misma hora la viuda de Walawar, mujer adinerada y cuyos antecedentes se desconocen, ofrece una suntuosa recepción en honor del doctor Salas, a quien ha logrado enredar en sus redes hasta el punto de que éste le ha hecho promesa de matrimonio, pero las horas pasan y el festejado no llegaba porque pasan y el festejado no llegaba porque consagrado por entero a su misión humanitaria atendía a la niña en el hospital, sin importarle un ápice el baile que le esperaba.

Esta situación creó en el ánimo de la viuda un desasosiego terrible, y al amanecer fué al hospital a preguntar por él, y allí ingenuamente el bueno del portero, don Panchito, un hombre bonachón, honrado a carta cabal, y leal como un perro, le contó la historia de la niña encontrada en la nieve, y ella furiosa de celos jura venganza en la inocente niña que lucha en esos momentos entre la vida y la muerte.

La viuda en el paroxismo de la desesperación recurre a un bar de ínfimo orden, sitio de recreo de rateros y gente de mal vivir, y allí entabla relaciones con un peligroso criminal, al que ofrece una fuerte suma de dinero para que se robe a Flor del Valle, y casi inmediatamente el bandolero, secundado por su tenebrosa cuadrilla, comienza su odiosa misión.

Flor del Valle, además del doctor, también se había conquistado la voluntad del portero del hospital, y estos la ayudan en múltiples trances en que los bandidos han estado a punto de cumplir su cometido…, pero también es ayudada la bella niña por un personaje misterioso que hace todo el bien posible, pero que nadie le conoce porque jamás se ha descubierto el rostro que siempre lo lleva tapado por grueso pañuelo negro…

Por fin los bandidos logran su objetivo raptándose a Flor del Valle, que la hacen desaparecer sin que nadie logre saber su paradero, y todos sus favorecedores sufren las consecuencias de la orden de la viuda, peligrando hasta la vida del propio doctor Salas que lucha entre la vida y la muerte por largo tiempo…

Hay en el desarrollo de la película sensacionales encuentros entre los bandidos raptores de Flor del Valle y tropas de carabineros, los que valientemente hacen frente a la gente maleante.

Los peligros para los artistas que han tomado parte en esta cinta no han sido muy pocos. Bástenos decir que accidentes de relativa gravedad han puesto en eminente peligro a más de alguno.

La labor artística que ha cabido desarrollar a los intérpretes es verdaderamente sobresaliente, y seguramente llamará poderosamente la atención la actuación de María Daghlbert y Nena Torres, las que sin medir el peligro han hecho actos que envidiaría más de una estrella extranjera.

 

Articulo publicado originalmente en
El Mercurio, Valparaíso, 30 de octubre de 1924.
Película relacionada
- min.
Archivos relacionados
foto
El Mercurio, Valparaíso, 29 de octubre de 1924.
Buscador Archivos
Por término, año o publicación
Archivos más leídos
foto
El Ferrocarril, Santiago, Miércoles 20 de febrero de 1895, p. 2.
foto
El Ferrocarril, Miércoles 26 de agosto de 1896, p. 2.
foto
La Patria, Iquique, 21 de mayo de 1897, p.3.
foto
El Nacional, Iquique, 30 de mayo de 1897, p.3.
Archivos recién ingresados
foto
Revista Ecran, nº 1868, 22 de noviembre de 1966.
foto
Revista Ecran, nº 1906, 15 de agosto de 1967.